Get access

Devices and pressure sources for administration of nasal continuous positive airway pressure (NCPAP) in preterm neonates

  • Review
  • Intervention

Authors


Abstract

Background

Nasal continuous positive airway pressure (NCPAP) is used to support preterm infants recently extubated, those experiencing significant apnoea of prematurity and those with respiratory distress soon after birth as an alternative to intubation and ventilation. This review focuses exclusively on identifying the most effective pressure source and interface for NCPAP delivery in preterm infants.

Objectives

To determine which technique of pressure generation and which type of nasal interface for NCPAP delivery most effectively reduces the need for additional respiratory support in preterm infants extubated to NCPAP following intermittent positive pressure ventilation (IPPV) for respiratory distress syndrome (RDS) or in those treated with NCPAP soon after birth.

Search methods

The strategy included searches of MEDLINE (1966 - 2006), the Cochrane Central Register of Controlled Trials (CENTRAL, The Cochrane Library, Issue 4, 2006) CINAHL, abstracts from conference proceedings, cross-referencing of previous reviews and the use of expert informants.

Selection criteria

Randomised or quasi-randomised trials comparing different techniques of NCPAP pressure generation and/or nasal interfaces in preterm infants extubated to NCPAP following IPPV for RDS or treated with NCPAP soon after birth.

Data collection and analysis

Data was extracted and analysed by the first three authors. Dichotomous results were analysed using the relative risk (RR), risk difference (RD) and number needed to treat (NNT).

Main results

1. Preterm infants being extubated to NCPAP following a period of IPPV for RDS:

Meta-analysis of the results from Davis 2001 and Roukema 1999a demonstrated that short binasal prongs are more effective at preventing re-intubation than single nasal or nasopharyngeal prongs [typical RR 0.59 (CI: 0.41, 0.85), typical RD -0.21 (CI: -0.35, -0.07), NNT 5 (CI: 3, 14)]. In one study comparing short binasal prong devices (Sun 1999), the re-intubation rate was significantly lower with the Infant Flow Driver than with the Medicorp prong [RR 0.33 (CI: 0.17, 0.67), RD -0.32 (CI: -0.49, -0.15), NNT 3 (CI: 2, 7)]. The other study comparing short binasal prong devices (Infant Flow Driver versus INCA prongs, Stefanescu 2003) demonstrated no significant difference in the re-intubation rate but did show a significant reduction in the total days in hospital in the Infant Flow Driver group [MD -12.60 (95% CI: -22.81, -2.39) days].

2. Preterm infants primarily treated with NCPAP soon after birth:

In the one trial identified, Mazzella 2001 found a significantly lower oxygen requirement and respiratory rate in those randomised to short binasal prongs when compared with CPAP delivered via nasopharyngeal prong. The requirement for intubation beyond 48 hours from randomisation was not assessed.

3. Studies randomising preterm infants to different NCPAP systems using broad inclusion criteria

The studies of Rego 2002 and Buettiker 2004 did not examine the primary outcomes of this review. Of the secondary outcomes, Rego 2002 demonstrated a significantly higher incidence of nasal hyperaemia with the use of the Argyle prong compared with Hudson prongs [RR 2.39 (95% CI: 1.27, 4.50), RD 0.28 (95% CI: 0.10, 0.46)].

One study comparing different techniques of pressure generation is awaiting further assessment as it is currently available in abstract form only.

Authors' conclusions

Short binasal prong devices are more effective than single prongs in reducing the rate of re-intubation. Although the Infant Flow Driver appears more effective than Medicorp prongs the most effective short binasal prong device remains to be determined. The improvement in respiratory parameters with short binasal prongs suggests they are more effective than nasopharyngeal CPAP in the treatment of early RDS. Further studies incorporating longer-term outcomes are required. Studies are also needed to determine the optimal pressure source for the delivery of NCPAP.

Resumen

Instrumentos y fuentes de presión para la administración por vía nasal de presión positiva continua de las vías respiratorias (PPNCVR) a los recién nacidos prematuros

Antecedentes

La presión positiva nasal continua de las vías respiratorias (PPNCVR) se usa para apoyar a los recién nacidos prematuros extubados recientemente, que presentan apnea significativa de la prematuridad y los que tienen dificultad respiratoria poco después del nacimiento, como una opción a la intubación y la ventilación. Esta revisión está dirigida exclusivamente a identificar la fuente de presión y la interfase más efectiva para la administración de PPNCVR a los recién nacidos prematuros.

Objetivos

Determinar qué técnica de generación de la presión y qué tipo de interfase nasal para la administración de la PPNCVR disminuye con mayor efectividad la necesidad de asistencia respiratoria adicional en los recién nacidos prematuros extubados a la PPNCVR después de recibir ventilación con presión positiva intermitente (VPPI) por el síndrome de dificultad respiratoria (SDR) o en los tratados con PPNCVR desde poco después del nacimiento.

Métodos de búsqueda

La estrategia incluyó búsquedas en MEDLINE (1966 a 2006), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, The Cochrane Library, Número 4, 2006) CINAHL, en resúmenes de actas de congresos, en las referencias cruzadas de las revisiones anteriores y el uso de expertos.

Criterios de selección

Los ensayos aleatorios o cuasialeatorios que compararon diferentes técnicas de generación de la presión de la PPNCVR o interfaces nasales en recién nacidos prematuros extubados a la PPNCVR después de la VPPI por SDR o tratados con PPNCVR poco después del nacimiento.

Obtención y análisis de los datos

Los primeros tres autores extrajeron y analizaron los datos. Los datos dicotómicos se analizaron con el riesgo relativo (RR), la diferencia de riesgos (DR) y el número necesario a tratar (NNT).

Resultados principales

1. Los recién nacidos prematuros extubados a la PPNCVR después de un período con VPPI por SDR:

El metanálisis de los resultados de Davis 2001 y Roukema 1999a mostró que las cánulas dobles cortas para ambos orificios nasales son más efectivas para prevenir la reintubación que las cánulas simples o que los tubos nasofaríngeos (RR típico 0,59 [IC: 0,41; 0,85], DR típica -0,21 [IC: -0,35; -0,07], NNT 5 [IC: 3, 14)]. En un estudio que comparó la cánula doble corta (Sun 1999), la tasa reintubación fue significativamente inferior con el Infant Flow Driver que con la cánula Medicorp (RR 0,33 [IC: 0,17; 0,67], DR -0,32 [IC: -0,49, -0,15], NNT 3 [IC: 2, 7)]. El otro estudio que comparó la cánula doble corta (Infant Flow Driver versus la cánula INCA, Stefanescu 2003) no mostró diferencias significativas de la tasa de reincubación, pero sí mostró una reducción significativa de la estancia hospitalaria en el grupo con el Infant Flow Driver (DM -12,60 [IC del 95%: -22.81; -2.39] días).

2. Recién nacidos prematuros tratados primariamente con PPNCVR desde poco después del nacimiento:

En el único ensayo identificado, Mazzella 2001 encontró que la necesidad de oxígeno y la frecuencia respiratoria fueron significativamente menores en los pacientes asignados al azar a la cánula doble corta comparado con la PPCVR administrada con el tubo nasofaríngeo. No se evaluó la necesidad de intubación más allá de 48 horas después de la asignación al azar.

3. Los estudios asignaron al azar los recién nacidos prematuros a diferentes sistemas de PPNCVR con amplios criterios de inclusión

Los estudios de Rego 2002 y Buettiker 2004 no examinaron las medidas de resultado primarias de esta revisión. En las medidas de resultado secundarias, Rego 2002 mostró una incidencia significativamente mayor de hiperemia nasal con el uso de la cánula Argyle comparada con las cánulas Hudson (RR 2,39 [IC del 95%: 1,27; 4,50], DR 0,28 [IC del 95%: 0.10, 0.46)].

Un estudio que comparó diferentes técnicas de generación de la presión está en espera de evaluación adicional porque se encuentra actualmente sólo en forma de resumen.

Conclusiones de los autores

La cánula doble corta es más efectiva que la cánula simple para disminuir la tasa de reintubación. Aunque el Infant Flow Driver parece más efectivo que las cánulas Medicorp, aún no se ha determinado cuál es la cánula doble corta más efectiva. La mejoría de los parámetros respiratorios con las cánulas dobles cortas indica que son más efectivas que la PPCVR nasofaríngea en el tratamiento del SDR temprano. Se requieren estudios adicionales que incorporen los resultados a más largo plazo. También se necesitan estudios para determinar la fuente de presión óptima para administrar la PPNCVR.

Plain language summary

Devices and pressure sources for administration of nasal continuous positive airway pressure (NCPAP) in preterm neonates

After weaning preterm babies from a ventilator, short binasal prong devices for NCPAP (nasal continuous positive airways pressure) are more effective than single prong devices. Nasal continuous positive airway pressure (NCPAP) is a form of breathing support that is less invasive than mechanical ventilation (where a tube goes down into a baby's lungs). NCPAP usually delivers oxygen to a baby through tubes into the nose, or less commonly, through face masks. It can be used after weaning a baby from ventilation (extubation), or to help babies who need help for lung problems, but do not need ventilation. The review of trials found that short binasal prongs (entering both nostrils) are better than single prong NCPAP for preterm babies. More research is needed on the best pressure delivery system and the best pressure levels to use.

Resumen en términos sencillos

Después de separar a los recién nacidos prematuros de un respirador, las cánula dobles cortas para PPNCVR (presión positiva nasal continua en las vías respiratorias) son más efectivas que las cánulas sencillas.

La presión positiva nasal continua en las vías respiratorias (PPNCVR) es una forma de asistencia respiratoria que es menos invasiva que la ventilación mecánica (en la que se introduce un tubo en los pulmones del recién nacido). La PPNCVR suministra generalmente el oxígeno a un recién nacido a través de tubos en la nariz, o menos frecuentemente a través de máscaras faciales. Se puede usar después de separar al recién nacido de la ventilación (extubación), o para ayudar a los recién nacidos que necesitan ayuda por problemas pulmonares, pero que no necesitan ventilación. La revisión de los ensayos halló que la PPNCVR con cánulas dobles cortas (introducidas en ambos orificios nasales) es mejor que con una cánula sencilla para los recién nacidos prematuros. Se necesitan más investigaciones sobre el mejor sistema de administración de la presión y los mejores niveles de presión a usar.

Notas de traducción

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Ancillary