Get access

Information and communication technology in patient education and support for people with schizophrenia

  • Review
  • Intervention

Authors


Abstract

Background

Poor compliance with treatment often means that many people with schizophrenia or other severe mental illness relapse and may need frequent and repeated hospitalisation. Information and communication technology (ICT) is increasingly being used to deliver information, treatment or both for people with severe mental disorders.

Objectives

To evaluate the effects of psychoeducational interventions using ICT as a means of educating and supporting people with schizophrenia or related psychosis.

Search methods

We searched the Cochrane Schizophrenia Group Trials Register (2008, 2009 and September 2010), inspected references of identified studies for further trials and contacted authors of trials for additional information.

Selection criteria

All clinical randomised controlled trials (RCTs) comparing ICT as a psychoeducational and supportive tool with any other type of psychoeducation and supportive intervention or standard care.

Data collection and analysis

We selected trials and extracted data independently. For homogenous dichotomous data we calculated fixed-effect risk ratios (RR) with 95% confidence intervals (CI). For continuous data, we calculated mean differences (MD). We assessed risk of bias using the criteria described in the Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions.

Main results

We included six trials with a total of 1063 participants. We found no significant differences in the primary outcomes (patient compliance and global state) between psychoeducational interventions using ICT and standard care.

Technology-mediated psychoeducation improved mental state in the short term (n = 84, 1 RCT, RR 0.75, 95% CI 0.56 to 1.00; n = 30, 1 RCT, MD -0.51, 95% CI -0.90 to -0.12) but not global state (n = 84, 1 RCT, RR 1.07, 95% CI 0.82 to 1.42). Knowledge and insight were not effected (n = 84, 1 RCT, RR 0.89, 95% CI 0.68 to 1.15; n = 84, 1 RCT, RR 0.77, 95% CI 0.58 to 1.03). People allocated to technology-mediated psychoeducation perceived that they received more social support than people allocated to the standard care group (n = 30, 1 RCT, MD 0.42, 95% CI 0.04 to 0.80).

When technology-mediated psychoeducation was used as an adjunct to standard care it did not improve general compliance in the short term (n = 291, 3 RCTs, RR for leaving the study early 0.81, 95% CI 0.55 to 1.19) or in the long term (n = 434, 2 RCTs, RR for leaving the study early 0.70, 95% CI 0.39 to 1.25). However, it did improve compliance with medication in the long term (n = 71, 1 RCT, RR 0.45, 95% CI 0.27 to 0.77). Adding technology-mediated psychoeducation on top of standard care did not clearly improve either general mental state, negative or positive symptoms, global state, level of knowledge or quality of life. However, the results were not consistent regarding level of knowledge and satisfaction with treatment.

When technology-mediated psychoeducation plus standard care was compared with patient education not using technology the only outcome reported was satisfaction with treatment. There were no differences between groups.

Authors' conclusions

Using ICT to deliver psychoeducational interventions has no clear effects compared with standard care, other methods of delivering psychoeducation and support, or both. Researchers used a variety of methods of delivery and outcomes, and studies were few and underpowered. ICT remains a promising method of delivering psychoeducation; the equivocal findings of this review should not postpone high-quality research in this area.

Resumen

Tecnología de la información y la comunicación en la educación y el apoyo de los pacientes con esquizofrenia

Antecedentes

Con frecuenciam, el cumplimiento deficiente del tratamiento provoca que muchos pacientes con esquizofrenia u otras enfermedades mentales graves recaigan y puedan necesitar hospitalización frecuente y repetida. Cada vez se utiliza más la tecnología de la información y la comunicación (TIC) para proporcionar información, tratamiento o ambos a los pacientes con trastornos mentales graves.

Objetivos

Evaluar los efectos del uso de intervenciones psicoeducativas mediante TIC como una forma de educar y apoyar a pacientes con esquizofrenia o psicosis relacionadas.

Métodos de búsqueda

Se realizaron búsquedas en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (2008, 2009 y septiembre 2010), se revisaron las referencias de los estudios identificados en busca de ensayos adicionales y se estableció contacto con los autores de los ensayos para obtener información adicional.

Criterios de selección

Todos los ensayos clínicos controlados aleatorios (ECA) que compararon la TIC como una herramienta psicoeducativa y de apoyo con otro tipo de intervención psicoeducativa y de apoyo o atención estándar.

Obtención y análisis de los datos

Se seleccionaron los ensayos y se extrajeron los datos de forma independiente. Para los datos dicotómicos homogéneos se calcularon los cocientes de riesgos (CR) de efectos fijos con intervalos de confianza (IC) del 95%. Para los datos continuos se calcularon las diferencias de medias (DM). El riesgo de sesgo se evaluó mediante los criterios descritos en el Manual Cochrane para Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions).

Resultados principales

Se incluyeron seis ensayos con 1063 participantes. No se encontraron diferencias significativas en los resultados primarios (cumplimiento del paciente y estado global) entre las intervenciones psicoeducativas con el uso de TIC y la atención estándar.

La psicoeducación mediada por la tecnología mejoró el estado mental a corto plazo (n = 84; un ECA; CR 0,75; IC del 95%: 0,56 a 1,00; n = 30; un ECA; DM -0,51; IC del 95%: -0,90 a -0,12) pero no el estado global (n = 84; un ECA; CR 1,07; IC del 95%: 0,82 a 1,42). El conocimiento y la apreciación no se afectaron (n = 84; un ECA; CR 0,89; IC del 95%: 0,68 a 1,15; n = 84; 1 ECA; CR 0,77; IC del 95%: 0,58 a 1,03). Los pacientes asignados a psicoeducación mediada por la tecnología percibieron que recibieron más apoyo social que los pacientes asignados al grupo de atención estándar (n = 30; un ECA; DM 0,42; IC del 95%: 0,04 a 0,80).

Cuando la psicoeducación mediada por la tecnología se utilizó como complemento a la atención estándar no mejoró el cumplimiento general a corto plazo (n = 291; tres ECA; CR para abandono temprano del estudio 0,81; IC del 95%: 0,55 a 1,19) ni a largo plazo (n = 434; dos ECA; CR para abandono temprano del estudio 0,70; IC del 95%: 0,39 a 1,25). Sin embargo, mejoró el cumplimiento con la medicación a largo plazo (n = 71; un ECA; CR 0,45; IC del 95%: 0,27 a 0,77). El agregado de psicoeducación mediada por la tecnología a la atención estándar no mejoró claramente el estado mental general, los síntomas negativos o positivos, el estado global, el nivel de conocimiento ni la calidad de vida. Sin embargo, los resultados no fueron consistentes con respecto al nivel de conocimiento ni la satisfacción con el tratamiento.

Cuando la psicoeducación mediada por la tecnología más la atención estándar se comparó con la educación del paciente sin utilizar la tecnología el único resultado informado fue la satisfacción con el tratamiento. No hubo diferencias entre los grupos.

Conclusiones de los autores

El uso de TIC para proporcionar intervenciones psicoeducativas no tiene efectos claros en comparación con la atención estándar, otros métodos de proporcionar psicoeducación y apoyo o ambos. Los investigadores utilizaron una variedad de resultados y de métodos para proporcionar psicoeducación y los estudios fueron escasos y con un bajo poder estadístico. La TIC aún es un método alentador para proporcionar psicoeducación; los resultados ambiguos de esta revisión no deben aplazar los estudios de investigación de alta calidad en esta área.

Plain language summary

Patient education and support for people with schizophrenia by using information and communication technology

Information and Communication Technology (ICT) includes the use of computers, telephones, television and radio, video and audio recordings. It consists of all technical means used to handle information and communication. During the last twenty years there has been a growing trend towards the use of ICT for the delivery of education, treatment and social support for people with mental illness. 

Education about illness and treatment has been found to be a good way to increase a person's awareness of their health. ICT has the potential to improve many aspects of overall care, including: better education and social support; improved information and management of illness; increased access to health services; improved quality of care; better contact and continuity with services and cut costs. Recent studies show that ICT and the web may also support people in their working lives and social relationships plus help cope with depression and anxiety. However, there is a lack of knowledge about the specific effectiveness of ICT for helping people with severe mental health problems such as schizophrenia.

This review includes six studies with a total of 1063 people. Although education and support using ICT shows great promise, there was no clear benefit of using ICT (when compared with standard or usual care and/or other methods of education and support) for people with severe mental illness. However, the authors of the review suggest that this should not put off or postpone future high quality research on ICT, which is a promising and growing area of much importance.

This Plain Language Summary has been written by Benjamin Gray, Service User and Service User Expert, Rethink Mental Illness. Email: ben.gray@rethink.org

Resumen en términos sencillos

Educación del paciente y apoyo a los pacientes con esquizofrenia mediante la tecnología de la información y la comunicación

La tecnología de la información y la comunicación (TIC) incluye el uso de computadoras, teléfonos, televisión y radio, video y grabaciones de audio. Consiste en todos los medios técnicos utilizados para manejar la información y comunicación. Durante los últimos veinte años ha habido una tendencia creciente hacia el uso de la TIC para proporcionar educación, tratamiento y apoyo social a los pacientes con enfermedades mentales.

Se ha encontrado que la educación acerca de la enfermedad y el tratamiento es una buena manera de aumentar la conciencia del paciente sobre su salud. La TIC tiene la posibilidad de mejorar muchos aspectos de la atención general, que incluyen: mejorar la educación y el apoyo social; mejorar la información y el control de la enfermedad; aumentar el acceso a los servicios de salud; mejorar la calidad de la atención; mejorar el contacto y la continuidad con los servicios y reducir los costos. Estudios recientes muestran que la TIC e Internet también pueden apoyar a los pacientes en sus vidas laborales y sus relaciones sociales más allá de ayudarlos con la depresión y la ansiedad. Sin embargo, hay una falta de conocimiento acerca de la efectividad específica de la TIC para ayudar a los pacientes con problemas de salud mental graves como la esquizofrenia.

Esta revisión incluye seis estudios con 1063 pacientes. Aunque la educación y el apoyo a través de la TIC se muestran promisorios, no hay efectos beneficiosos claros de utilizar la TIC (cuando se comparó con la atención estándar o habitual u otros métodos de educación y apoyo) en pacientes con enfermedades mentales graves. Sin embargo, los revisores indican que este hecho no debe aplazar ni posponer los estudios futuros de investigación de alta calidad sobre la TIC, que es un área promisoria y creciente de mucha importancia.

Este "Resumen en lenguaje sencillo" ha sido escrito por Benjamin Gray, Usuario de Servicios y Experto Usuario de Servicios, Rethink Mental Illness. Correo electrónico: ben.gray@rethink.org

Notas de traducción

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Ancillary