SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: We assessed alien plant invasion of old-growth forest islands in rural central Indiana by means of paired sample sites along “warm” (south and west) edges and “cool” (north and east) edges in each of seven forest remnants. In general, the fragments appeared resistant to alien invasion; alien species richness and frequency dropped sharply inward from forest edges, and forest interiors were relatively free of aliens. However, aliens were more diverse and more frequent on warm edges than on cool ones. The main factor limiting invasion is probably low light availability in forest interiors, though limited dispersal and low disturbance levels may also be important. We suggest that invasion is discouraged by the edge response of the forests themselves: development of a dense wall of bordering vegetation that reduces interior light levels and wind speeds. The most successful invaders are mostly escaped ornamentals or other species not commonly found in adjoining fields. They can be expected to become more prominent in the future, but their spread at the landscape scale may be slowed by the “oceans” of cropland surrounding these forest islands.

Resumen: Hemos evaluado la invasión por plantas foráneas de islas de bosques de antiguo crecimiento en la región rural de Indiana central por medio de sitios de muestreo apareados a lo largo de bordes “cálidos” (sur y oeste) y bordes “frescos” (norte y este) en cada uno de siete remanentes boscosos. En general, los fragmentos parecieron resistentes a la invasión foránea; la riqueza y frecuencia de especies foráneas decayó marcadamente hacia el interior del borde de los bosques, y el mismo se encontraba relativamente libre de especies foráneas. Sin embargo, las especies foráneas eran más diversas y más frecuentes en los bordes cálidos que en los bordes frescos. El principal factor que limita la invasión es, probablemente, la escasés de iluminación en el interior de los bosques; de todos modos, una dispersión limitada y bajos niveles de perturbación pueden también ser importantes. Sugerimos que la invasión es desanimada por la respuesta de los mismos bordes de los bosques: el desarrollo de una densa pared de vegetación fronteriza que reduce los niveles de iluminación interior y la velocidad de los vientos. Los invasores más eficaces son predominantemente ornamentales u ostras especies que comunmente no se encuentran en los campos adyacentes. Se puede esperar que estas especies se hagan más predominantes en el futuro, pero su diseminación al nivel del paisage puede ser retardada por los “océanos” de tierras de cultivo que circundan estas islas de bosques.