SEARCH

SEARCH BY CITATION

We compared the species richness and abundance of salamanders on six recent clearcuts (< 10 years old) with that of salamanders on 34 mature forest stands (>50 years old) in southern Appalachian forests in western North Carolina, U.S.A. Catches of salamanders from plots in mature forest stands were about five times higher than those on recent clearcuts. Almost all species and major taxonomic groups of salamanders were adversely affected by timber removal. Mean number of species collected per plot was about twice as great in mature forest stands as in clearcuts. Analyses of stand age versus salamander catch for 47 plots indicate that 50–70 years are required for populations to return to predisturbance levels following cutting. We conservatively estimate that clearcutting in U.S. national forests in western North Carolina results in a loss of nearly 14 millton salamanders annually. It also is chronically reducing regional populations by more than a quarter of a billion salamanders (9%) below that which could be sustained if mature forests were not cut.

Nosotros comparamos la riqueza de especies y abundancia de las salamandras en seis recientes cortas totales de bosque (<10 años) con la de rodales maduros (>50 años) en los bosques del sur de los Apalaches, en el oeste de Carolina del Norte, Estados Unidos. La captura de salamandras por plot en bosques de rodales maduros fue aproximádamente cinco veces mayor que en aquellos cortados reciéntemente. Casi todas las especies y los mayores grupos taxonómicos de salamandras fueron adversamente afectados por la tala. La media del número de especies capturada por plot fue aproximádamente dos veces mayor en los rodales de bosques maduros que en los cortados reciéntemente. Los análisis de edad del rodal versus captura de salamandras para 47 plots indican que entre 50–70 años son necesarios para que las poblaciones retornen a los niveles previos a la perturbación ocasionada por la tala del bosque.

Nosotros estimamos en una forma conservadora que la tala de los Bosques Nacionales en el oeste de Carolina del Norte trae como consecuencia una pérdida de alrededor de 14 millones de salamandras anualmente. La tala también está reduciendo crónicamente las poblaciones a nivel regional en más de un cuarto de billones de salamandras (9%) por debajo del nivel que podría ser sostenido por los bosques maduros si no hubieran sido cortados.