SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: Management of renewable natural resources in developing countries has been hampered by a mix of socio-economic and political difficulties that in turn have resulted in insufficient scientific knowledge, limited environmental awareness and education, and limited commitment to conservation. Aquatic mammals provide good examples. Despite the fact that about 65% of all known living species of aquatic mammals are found in Latin America (including 19 species found nowhere else), local and regional conservation efforts have developed only recently and are isolated. While management of the commercial exploitation of most baleen whales and pinnipeds has been more or less successfully achieved, the lack of comprehensive policies and conservation strategies for small cetaceans, manatees, and otters has allowed several species or populations to become threatened or even endangered. Threats include incidental mortality in fisheries, direct exploitation for human consumption or for use as bait in other fisheries, and habitat loss and degradation. To illustrate these problems, several cases are briefly discussed: (1) the endangered vaquita (Phocoena sinus) in México; (2) the tuna-dolphin problem in the eastern tropical Pacific; (3) the small cetacean fishery in Perú; and (4) the Amazon river dolphin (Inia geoffrensis). Because many aquatic mammal populations are shared by Latin American countries, international cooperation is critical to ensuring their long-term conservation.

Resumen: La administración de los recursos naturales renovables en países en vías de desarrollo ha sido afectada por una mezcla de dificultades socio-económicas y políticas que, a su vez, han traído como resultado un conocimiento científico insuficiente, asi como una conciencia y educación ambiental restringidas y un compromiso limitado hacia la conservación. Los mamíferos acuáticos ofrecen buenos ejemplos en este sentido. A pesar de que cerca del 65% de las especies vivientes conocidas de mamíferos acuáticos están presentes en América Latina (incluyendo 19 especies que no se encuentran en ningún otro lugar), los esfuerzos locales y regionales para su conservación han sido iniciados solo recientemente y son aislados. Mientras que el manejo de la explotación comercial de la mayoría de ballenas y pinnípedos se ha logrado más o menos con éxito, la falta de políticas integrales y de estrategias de conservación para los cetáceos paqueños, manatíes y nutrias ha permitido que varias especies estén amenazadas o, más aún, en peligro de extinguirse. Las amenazas incluyen la mortalidad incidental en pesquerías, la explotación directa para consumo humano o para ser utilizados como carnada en otras pesquerías, y la pérdida y degradación del habitat. Para ilustrar estos problemas, se discuten varios casos brevemente: (1) la vaquita (Phocoena sinus) en peligro de extinción en México; (2) el problema atún-delfín en el Pacífico oriental tropical; (3) la pesquería de pequeños catáceos en Perú; y (4) el delfín del Río Amazonas (Inia geoffrensis). Debido a que muchas poblaciones de mamíferos acuáticos son compartidas por países latinoamericanos, la cooperación internacional es crítica para asegurar su conservación a largo plazo.