SEARCH

SEARCH BY CITATION

We describe two structured decision-making methods—one using a hierarchy of goals and a second using ranking on the sum of weighted criteria—that may be useful for many practical conservation problems, particularly when advisory groups evaluate the output of simulation models. We illustrate both methods by applying them to the problem of choosing a management strategy to address the “mobbing” problem in endangered Hawaiian monk seals. Both methods require estimates of the probabilities of various outcomes, such as a population size of more than 400 seals after 20 years under a specific management regime. We used a simulation model of a small monk seal population to generate these probabilities. Both methods provide an explicit, well-documented, and reproducible decision process that helps justify the decision. Furthermore, they are easy for those untrained in decision analysis to understand and use, they focus discussion on management objectives, they facilitate an examination of trade-offs in the light of multiple and sometimes conflicting objectives, they are suitable for use in workshops, and, at least in our example, they lead to management recommendations that are not highly sensitive to minor changes in probability estimates or other factors.

En este trabajo describimos dos métodos estructurados para la toma de decisiones—uno que usa una jerarquía de objetivos y otro que usa una clasificación de acuerdo a la suma de los criterios a los cuales se les ha asignado un peso de acuerdo a su importancia relativa—que podrían ser útiles para muchos problemas prácticos de conservación, particularmente cuando grupos asesores evalúan el resultado de modelos de símulación. Ilustramos ambos métodos aplicándolos al problema de la selección de una estrategia de manejo para atacar el problema de comportamiento sexual agresivo (“mobbing”) en poblaciones de focas Hawaianas. Ambos métodos requieren estimaciones de las probabilidades de obtener los distintos resultados, tales como un tamaño poblacional de más de 400 focas luego de 20 años bajo un régimen de manejo específico. Para generar estas probabilidades usamos un modelo de simulación de una pequeña población de focas. Ambos métodos proveen un proceso de decisión explicito, bien documentado y reproducible que ayuda a justificar la decisión. Más aún, son fáciles de entender y usar por personas no entrenadas en el análisis de decisiones, centran la discusión sobre los objetivos de manejo, facilitan el exámen de soluciones intermedias considerando objetivos múltiples y a veces opuestos, son adecuados para ser utilizados en talleres de trabajo y, por lo menos en nuestro ejemplo, conducen a recomendaciones de manejo que no son muy sensibles a cambios pequeños en las estimaciones de las probabilidades u otros factores.