SEARCH

SEARCH BY CITATION

We compiled a 1:500,000-scale map of the actual vegetation of the state of Idaho from existing vegetation maps, LANDSAT MSS satellite imagery, and aerial photography. An accuracy assessment showed 92.7% of the polygons to be correctly classified. The map was digitized as a layer in a Geographic Information System (GIS) using ARC/INFO software. Land ownership was also digitized from existing maps. Ownership tracts were assigned a protection level based on opportunities provided for management for conservation of biological diversity. We then compared the vegetation and management status layers to assess the extent and degree of protection afforded to 71 vegetation and land-use categories. We identified six vegetation complexes with no protection and five vegetation complexes for which protection is less than 1000 ha each. An additional 18 vegetation types have total protection in the ranges between 1001–5000 ha and 5001–10,000 ha. Most of these 29 vegetation types are shrub-steppe complexes or conifer/steppe mosaics. Economically valuable montane forests of western redcedar, western hemlock, and grand fir, as well as subalpine woodlands and forests of mountain hemlock, are also poorly represented in protected areas. Most opportunity for increasing protection of these types lies on land managed by federal agencies. Other trends in the data include poor geographic representation, small area of individual protected occurrences, relatively good protection in Idaho but less outside of the state, and protection poor in Idaho but widespread elsewhere. The major limitation of our analysis is a lack of detail on the ecological status of vegetation types. Information on the structure of the forest types as well as data on the understory composition of the shrub-steppe complexes are lacking. Our study shows gap analysis to be an efficient and useful method of assessing the extent and degree of protection of land-cover types and associated biodiversity over an area exceeding 200,000 km2.

En este trabajo compilamos un mapa de la vegetación existente en el estado de Idaho a escala 1:500,000, a partir de mapas de vegetación existentes, imágenes de satélite Landsat MSS y fotografías aéreas. Una evaluación del error involucrado, demostró que el 92.7% de los polígonos se encontraban correctamente clasificados. El mapa fue digitalizado en un sistema de información geográfico (SIG), utilizando el software ARC/INFO. También se digitalizó la tenencia de la tierra a partir de mapas existentes. Se asignó un nivel de protección a las regiones de tenencia basado en oportunidades brindadas para el manejo para la conservación de la diversidad biológica. Después comparamos los estratos del estado de la vegetación y del manejo, para determinar la extención y el grado de protección proporcionado a 71 categorias de vegetación y de uso de la tierra. Identificamos seis complejos de vegetación sin protección y cinco complejos para los cuales la protección es de menos de 1000 ha para cada uno. Diez y ocho tipos de vegetación adicionales tienen una protección total dentro de los rangos de 1001–5000 ha y 5001–10000 ha. La mayoría de estas 29 tipos de vegetación son complejos de arbustos escalonados o mosaicos de coníferas escalonadas. También se encuentran pobremente representados en áreas protegidas, los bosques de montaña económicamente valiosos del cedro rojo del oeste, del abeto americano del oeste, del abeto grande, así como también tierras de bosques subalpinos y bosques de abetos americanos de montaña. La mayor oportunidad para incrementar la protección de estos tipos de vegetación reside en el manejo de la tierra por parte de agencias federales. Otras tendencias en los datos incluyen: una pobre representación gearáfica; ocurrencias protegidas individuales de área pequeña; una relativamente buena protección en Idaho, pero menos segura fuera del estado y una pobre protección en Idaho pero ampliamente distribuida en otros lugares. La mayor limitación de nuestro análisis es una falta de detalle en el estado ecológico de los tipos de vegetación. También falta de información en la estructura de los tipos de vegetación, como así también datos de la composición del sotobosque de complejos de arbustos escalonados. Nuestro estudio muestra que el análisis de intervalo es un método eficiente y útil para la evaluación de la extensión y el grado de protección de los distintos tipos de cobertura de la tierra y su biodiversidad asociada sobre un área que excede los 200,000 km2.