An Integrated Approach to the Ecology and Management of Plant Invasions

Authors


Abstract

Plant invasions are a serious threat to natural and managed ecosystems worldwide. The number of species involved and the extent of existing invasions renders the problem virtually intractable, and it is likely to worsen as more species are introduced to new habitats and more existing invaders move into a phase of rapid spread. We contend that current research and management approaches are inadequate to tackle the problem. The current focus is mostly on the characteristics and control of individual invading species. Much can be gained, however, by considering other important components of the invasion problem. Patterns of weed spread indicate that many species have a long lag phase following introduction before they spread explosively. Early detection and treatment of invasions before explosive spread occurs will prevent many future problems. Similarly, a focus on the invaded ecosystem and its management, rather than on the invader, is likely to be more effective. Identification of the causal factors enhancing ecosystem invasibility should lead to more-effective integrated control programs. An assessment of the value of particular sites and their degree of disturbance would allow the setting of management priorities for protection and control. Socioeconomic factors frequently play a larger part than ecological factors in plant invasions. Changes in human activities in terms of plant introduction and use, land use, and timing of control measures are all required before the plant invasion problem can be tackled adequately. Dealing with plant invasions is an urgent task that will require difficult decisions about land use and management priorities. These decisions have to be made if we want to conserve biodiversity worldwide.

Abstract

La invasión de plantas constituye una seria amenaza a nivel mundial tanto para los ecosistemas naturales, como para aquellos bajo manejo. El número de especies involucradas y la extensión de las invasiones existentes hace que el problema sea virtualmente intratable, y probablemente se empeorará a medida que más especies sean introducidas en nuevos hábitats y las plantas invasoras existentes se muevan hacia una fase de rápida dispersión. Nosotros sostenemos que la investigación actual y los enfoques de manejo son inadecuados para abordar el problema. En su mayoría el enfoque actual se centra en las características y control de las especies invasoras a nivel individual. Sin embargo, mucho más puede ganarse si se consideran otros componentes importantes del problema de invasión. Los patrones de dispersión de las malezas indican que muchas especies presentan una larga fase de retardo después de la introducción, antes de dispersarse en forma explosiva. La detección temprana y el tratamiento de las invasiones antes de que la dispersión en forma explosiva ocurra prevendrá muchos problemas futuros. En forma similar, sería más efectivo centrar la atención en el ecosistema invadido y en su manejo, en lugar de hacerlo en las especies invasoras. La identificación de los factores causales que acrecientan la propensión del sistema a ser invadido tiene que conducir a programas de control integrado más efectivos. Una evaluación del valor de cada sitio y su grado de perturbación puede permitir establecer un marco de prioridades de manejo para la protección y el control. Los factores socioeconómicos frecuentemente juegan un papel más importante que los factores ecológicos en las invasiones por plantas. Cambios en actividades humanas en términos de introducción y utilización de plantas, uso de la tierra y tiempos de las medidas de control, son factores requeridos antes de que el problema de la invasión de plantas pueda ser atacado adecuadamente. Tratar con las plantas invasoras es una tarea urgente que requerirá difíciles decisiones sobre el uso de la tierra y las prioridades de manejo. Estas decisiones deben tomarse si queremos conservar nuestra biodiversidad a nivel mundial.

Ancillary