SEARCH

SEARCH BY CITATION

The gray wolf once inhabited a wide variety of habitats throughout most of the northern hemisphere north of 20°N latitude. Because the animal preyed on livestock and competed with humans for wild prey, it was extirpated from much of its range outside of wilderness areas. Environmental awareness in the late 1960s brought for the wolf legal protection, increased research, and favorable media coverage. The species has increased in both Europe and North America, is beginning to reoccupy semiwilderness and agricultural land, and is causing increased damage to livestock. Because of the wolf's high reproductive rate and long dispersal tendencies, the animal can recolonize many more areas. In most such areas control will be necessary, but the same public sentiments that promoted wolf recovery reject control. If wolf advocates could accept control by the public rather than by the government, wolves could live in far more places. Insistence on government control discourages some officials and government agencies from promoting recovery. The use of large- or small-scale zoning for wolf management may help resolve the issue. Public education is probably the most effective way to minimize the problem and maximize wolf recovery, but the effort must begin immediately.

En su momento, el lobo gris habitó la mayor parte del hemisferio norte al norte de los 20° latitud norte, a lo largo de una gran variedad de hábitats. Este animal fue extirpado de la mayor parte de su rango de distribución en áreas no incluidas dentro de zones naturales debido a que predaba sobre ganado y competía con los humanos por presas silvestres. La concientización ambiental de fines de los década de los 60s trajo consigo la protección legal del lobo asi como también un aumento en la investigación cientifica y la cobertura favorable de los medios de difusión sobre esta especie. Esta especie ha aumentado en abundancia tanto en Europa como en América del Norte y está comenzando a recolonizar tierras seminaturales y agricolas y está causando un aumento en el daño al ganado. Debido a su alta tasa reproductiva y tendencias de dispersión a gran distancia, el lobo puede recolonizar muchas más áreas. El control de esta especie se hará necesario en la mayoría de tales áreas. Sin embargo, los mismos sentimientos públicos que promovieron la recuperación del lobo rechazan tal control. Los lobos podrían vivir en muchos mas lugares si los defensores de los lobos pueden aceptar un control por parte del público antes que por parte del gobierno. La insistencia sobre un control gubernamental desalienta a algunos funcionarios y agencias gubernamentales de promover la recuperación del lobo. El uso de una zonificación en el manejo de los lobos, a gran o pequeña escala podria ayudar a resolver este problema. La educación pública es probablemente el camino más efectivo para minimizar el problema y maximizar la recuperación de los lobos, pero la acción debe comenzar en forma inmediata.