SEARCH

SEARCH BY CITATION

Spatial patterns and rates of forest fragmentation were assessed using digital remote sensing data for a region in southern New England that included 157 townships in southern New Hampshire and northeastern Massachusetts. The study area has undergone marked population increases over the last several decades. Following classification of 1973 and 1988 Landsat Multispectral Scanner data into forest and nonforest classes, data were incorporated into a geographic information system. The natural logarithms of forest area to perimeter ratios, referred to as the forest continuity index, were used to assess patterns and trends of forest fragmentation across the region Forest continuity index values were extracted from each township for both data sets and compared with population data. Forest continuity index values were found to decrease with increasing population density until about 200 persons per square kilometer, after which the relationship stabilized. With slight population increases at low densities forest continuity index values declined sharply, implying abrupt increases in forest fragmentation. Results from the study indicated good negative correlations (r2 values of 0.81 and 0.77) between the Multispectral Scanner-derived forest continuity index and natural logs of township population density. Socioeconomic indicators such as affluence and commuting patterns did not appear to correlate well with forest fragmentation estimates. Decreases in forest continuity index values occurred throughout much of the study region between 1973 and 1988, suggesting that forest fragmentation is occurring over large regions within the eastern United States. It is technologically feasible to assess patterns and rates of forest fragmentation across much larger areas than analyzed in this study; such analyses would provide useful overviews enabling objective assessment of the magnitude of forest fragmentation.

Se evaluaron los patrones espaciales y las tasas de fragmentación de bosques utilizando información de sensores remotos en una región al sur de Nueva Inglaterra, esta área incluyó 157 municipalidades en el sur del estado de New Hampshire y nordeste del estado de Massachusetts. El área de estudio ha experimentado marcados incrementos de población en las últimas décadas, Imágenes del “Multispectral scanner” Landsat de las años 1973 y 1988, fueron clasificadas en clases de bosque y no-bosque, y estos datos fueron posteriormente incorporados a un sistema de información geográfico. Los indices de continuidad del bosque, definidos como el logaritmo natural del cociente del área del bosque y su perímetro, fueron usados para determinar los patrones y tendencias de la fragmentación del bosque a lo largo de la región. Los valores del indice de continuidad fueron extraídos para cada municipio, a partir de los datos de ambos años y comparados con los datos de población. Se encontró que los valores del indice de continuidad decrecían con el incremento de la densidad de la población, hasta apróximadamente 200 individuos por kilómetro cuadrado, después de lo cual esta relación se estabilizó. Los valores del indice de continuidad del bosque declinaron en forma marcada, lo cual implica abruptos incrementos en la fragmentación del bosque, con pequeños incrementos de población cuando las densidades son bajas. Los resultados del estudio indicaron buenas correlaciones negativas (valores de r2 de 0.81 y 0.77) entre el índice de continuidad del bosque derivado de los datos multiespectrales y los logaritmos naturales de la densidad de población de los municipios. Los indicadores socioeconómicos tales como patrones de afluencia económica y de movimientos con fines de trasladarse al trabajo, no parecen correlacionarse bien con las estimaciones de fragmentación del bosque. Las reducciones en los valores del índice de continuidad del bosque, ocurrieron através de casí toda el área de estudio entre 1973 y 1988, lo que sugiere que la fragmentación del bosque está ocurriendo a lo largo de grandes áreas dentro del este de los Estados Unidos. Resulta tecnológicamente factible evaluar los patrones y tasas de fragmentación de bosques a largo de áreas mucho mayores que la analizada en este estudio; tales análisis pueden proveer revisiones generales útiles que permitan la evaluacion objetiva de la magnitud de la fragmentación del bosque.