SEARCH

SEARCH BY CITATION

African wild dogs (Lycaon pictus) are endangered largely because their population-density is low under all conditions. Interspecific competition with larger carnivores may be a factor limiting wild dog density. The density of wild dogs on a 2600-km2 area of the Selous Game Reserve (Tanzania) was 0.04 adults/km2. Spotted hyaena (Crocuta crocuta) density for the same area was estimated by audio playbacks as 0.32 hyaenas/km2. Lion (Panthera leo) density, determined from the ratio of hyaenas to lions, was 0.11 lions/km2. Across six ecosystems including Selous, there were strong negative correlations between wild dog and hyaena densities (r = −0.92; p = 0.01) and between wild dog and lion densities (r = −0.91; p = 0.03). Hyaenas out-numbered wild dogs by ratios ranging from 8:1 to 122:1. Ratios of lions to wild dogs ranged from 3:1 to 21:1. The diets of hyaenas and wild dogs overlap extensively; those of wild dogs and lions show less overlap. Where hyaenas are common and visibility is good, interference competition from hyaenas at wild dog kills is common and reduces wild dogs’ feeding time. Where hyaena density is lower and visibility is poor, interference competition at wild dog kills is rare. Wild dogs are commonly killed by lions and occasionally by hyaenas. These data suggest that competition with spotted hyaenas may limit or exclude wild dogs when hyaena density is high. Competition with lions appears less intense, but direct predation by lions on wild dogs is important. Competition and predation by larger carnivores may be of broad importance to the conservation of wild dogs and other medium-sized carnivores.

Los perros salvajes Africanos (Lycaon pictus), se encuentran en peligro debido principalmente a que su densidad poblacional es baja. La competencia interespecífica con carnívoros mayores, podría ser un factor que limita la densidad de los perros salvajes. La densidad de los perros salvajes en un área de 2600 km2 de la Reserva de Caza de Selous (Tanzania) fue de 0.04 adultos/km2. La densidad de la hiena moteada (Crocuta crocuta) en la misma zona, fue estimada en 0.32 hienas/km2. La densidad de los leones (Panthera leo) fue estimada a partir de la proporción entre hienas y leones y fue de 0.11 leones/km2. Existieron fuertes correlaciones negativas entre la densidad de perros salvajes y la de las hienas (r = −0.92, P = 0.01) y entre aquella de los perros salvajes y la de los leones (r = −0.91, P = 0.03) a través de seis ecosistemas, incluyendo al de Selous. Las hienas fueron más numerosas que los perros salvajes con proporciones que variaron entre 8: 1 y 122:1. La proporción entre leones y perros salvajes varió entre 3:1 y 21:1. Las dietas de las hienas y de los perros salvajes se superponen en forma extenso, mientras que las dietas de los perros salvajes y de los leones muestran una menor superposición. En las áreas dónde las hienas son comunes y la visibilidad es buena, la competencia de interferencia de las hienas con las presas cazadas por los perros salvajes, es común y reduce la longitud del período de alimentación de los perros salvajes. En las áreas donde la densidad de las hienas es baja y la visibilidad es pobre, la competencia por interferencia con las presas cazadas por los perros salvajes es baja. Los perros salvajes son comunmente cazados por los leones y ocasionalmente por las hienas. Estos datos sugieren que la competencia con las hienas moteadas podría limitar o excluir a los perros salvajes cuando la densidad de las hienas es alta. La competencia con los leones parece ser menos intensa, pero la de predación directa de los leones sobre los perros salvajes es importante. La competencia y la de predación por parte de carnívoros mayores podría ser de gran importancia para la conservación de los perros salvajes y otros carnívoros de tamaño intermedio.