SEARCH

SEARCH BY CITATION

The distributions of the majority of the endangered cacti in the Chihuahuan Desert Region are concentrated in the southeastern and eastern segments of the area, where the predominance of narrow endemism is a remarkable phytogeographic phenomenon. We used three criteria—species richness, conservation value, and complementarity—to evaluate 37 cactus-rich area units in the Chihuahuan Desert. The evaluation of these three quantitative parameters together allowed us to determine that seven of these areas (Huizache, Tolimán, Ciudad Victoria, Metztitlán, Cuatro Ciénegas, Jaumave, and Xichú) should be considered conservation priorities because they hold the most significant assemblage of endangered species, in terms of their numbers and their rarity. Conservation actions in these seven areas would protect 52 (55.9%) of the 93 endangered species studied here, most of which have extremely narrow distributions. Geographically, these critical areas are located in the Queretaroan-Hidalgoan arid zone (in the States of Querétaro, Hidalgo, and Guanajuato), in the Jaumave Valley (Tamaulipas), and in two disjunct areas (San Luis Potosí and Coahuila) in the interior of the Chihuahuan Desert.

Las áreas de distribución de la gran mayoría de las especies amenazadas en la Región del Desierto Chihuahuense se concentran hacia sus porciones sureste y este, en donde un fenómeno fitogeográfico notable es la predominancia de endemismos restringidos. En este estudio evaluamos 37 áreas ricas en especies dentro de la Región del Desierto Chihuahuense, a través del uso de tres criterios: riqueza de especies, valores de conservación y complementaridad. La evaluación de estos tres parátmetros cuantitativos de manera combinada nos permitió establecer que siete de estas áreas son prioritarias en relacíon con sus necesidades de conservación (Huizache, Tolimán, Ciudad Victoria, Metztitlán, Cuatro Ciénegas, Jaumave y Xichú), debido a que, en términos del número de especies y de su rareza, éstas albergan la colección más significativa de especies. La implementación de acciones de conservación en estas siete áreas garantizarían la protección de 52 (55.9%) de las 93 especies amenazadas que se incluyeron en este estudio, la mayoría de las cuales tiene áreas de distribución extremadamente limitadas. Desde el punto de vista geográfico, estas áreas criticas se localizan dentro de la Zona Arida Queretano-Hidalguense (en los estados de Querétaro, Hidalgo y Guanajuato), en el Valle de Jaumave (Tamaulipas) y en dos áreas disjuntas (San Luis Potosí y Coahuila) dentro del cuerpo principal de la Región del Desierto Chihuahuense.