Demography and Population Viability of an Endangered Plant Species before and after Protection from Trampling

Demografiá y Viabilidad Poblacional de un Especie de Planta en Peligro de Extinción Antes y Después de Protegerla Contra Pisoteo

Authors


Abstract

Land managers often suggest fencing to protect rare plant species from being trampled in heavily used recreation areas, but there are few documented examples of the efficacy of this strategy. In a 7-year demographic study we examined the reproduction, survival, and long-term viability of the endangered sentry milk-vetch (Astragalus cremnophylax var. cremnophylax) before and after protection from trampling. Demographic monitoring and population viability analyses indicated that the population has fluctuated during the 7 years. Before protection the population declined: 26% of individuals died, mortality surpassed natality, and age of first reproduction was significantly older than post-protection. Fifty-eight percent of the population was severely damaged. Population viability analyses of pre-protection years predicted that the population would go extinct within 100 years. Since protection, the population stabilized, grew, and declined again. Seedlings reached reproductive maturity more quickly. Recruitment increased and peaked in 1993 coincident with abundant precipitation, but again declined in 1994. The total numbers of undamaged plants surpassed the numbers of damaged plants. Models of the post-protection population predict stability. Multiple-linear regression analysis indicated that winter and spring precipitation were significantly correlated with lambda. Both “good” and “bad” climatic conditions occurred during the pre- and post-protection periods. Because of small population size and depauperate genetic diversity, climate will continue to influence population growth. Nevertheless, models indicate that where trampling and bad climatic conditions were coupled, extinction was accelerated. Recovery of sentry milk-vetch will depend on continued protection, augmentation, and environmental factors, although risk of extinction remains very high.

Abstract

Los administradores a menudo sugieren el uso de cercas para proteger especies de plantas raras del pisoteo en áreas recreativas intensamente visitadas, pero existen escasos ejemplos documentados de la eficacia de esta estrategia. En un estudio demográfico a lo largo de siete años, examinamos la reproducción, la supervivencia y viabilidad a largo plazo de la arveja (Astragalus cremnophylax var. cremnophylax) en peligro de extinción antes y después de protegerla contra pisoteo. El monitoreo demográfico y el análisis de la viabilidad poblacional indicaron que la población ha fluctuado durante 7 años. Antes de la protección la población declinó: 25% de los individuos murieron, la mortalidad fue mayor que la natalidad, y la edad de la primera reproducción fue significativamente mayor que en la post-protección. El 58% de la población estaba severamente dañada. Los análisis de viabilidad poblacional en los años pre-protección predecían que la población se extinguiría en 100 años. Cuando fue protegida, la población se estabilizó, creció y decreció nuevamente. Las plántulas alcanzaron la madurez reproductiva más rápidamente. El reclutamiento incrementó y alcanzó su pico máximo en 1993 coincidiendo con la abundante precipitación, pero declinó de nuevo en 1994. El total de plantas sin daños sobrepasó al número de plantas dañadas. Los modelos de la población post-protección predicen estabilidad. Análisis de regresión lineal múltiple indicaron que la precipitación primaveral e invernal se correlacionaron significativamente con lambda. Condiciones climáticas “buenas” y “malas” ocurrieron durante los períodos pre- y post-protección. Debido al reducido tamaño de la población y la pobre diversidad genética, el clima seguirá influyendo en el crecimiento poblacional. Sin embargo, los modelos indican que cuando se combinan el pisoteo y malas condiciones climáticas las extinciones se aceleran. La recuperación de la arveja dependerá de la protección continua y los factores ambientales, aunque el riesgo de extinción permanece muy alto.

Ancillary