SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract:Ruckelshaus et al. (1997) outlined a simulation model of dispersal between patches in a fragmented landscape. They showed that dispersal success—the proportion of dispersers successfully locating a patch—was particularly sensitive to errors in dispersal mortality and concluded that this limits the utility of spatially explicit population models in conservation biology. I contend that, although they explored error propagation in a simple dispersal model, they did not explore how errors are propagated in spatially explicit population models, as no consideration of population processes was included. I developed a simple simulation model to investigate the effect of varying dispersal success on predictions of patch occupancy and population viability, the conventional outputs of spatially explicit population models. The model simulates births and deaths within habitat patches and dispersal as the transfer of individuals between them. Model predictions were sensitive to changes in dispersal success across a restricted range of within-patch growth rates, which depended on the dispersal initiation mechanism, patch carrying capacities, and number of generations simulated. Predictions of persistence and patch occupancy were generally more sensitive to changes in dispersal success (1) under presaturation rather than saturation dispersal; (2) at lower patch carrying capacities; and (3) over longer time periods. The framework I present provides a means of assessing, quantitatively, the regions of parameter space for which differences in dispersal success are likely to have a large effect on population model outputs. Investigating the effect of the representation of dispersal behavior within the demographic and landscape context provides a more useful assessment of whether our lack of knowledge is likely to cause unacceptable uncertainty in the predictions of spatially explicit population models.

Resumen:Ruckelshaus et al. (1997) remarcaron un modelo de simulación de la dispersión entre parches en un paisaje fragmentado. Ellos mostraron que el éxito de dispersión (proporción de organismos en dispersión localizando un parche exitósamente) fue particularmente sensible a errores en la mortalidad por dispersión y concluyeron que esto límita la utilidad de los modelos poblacionales espacialmente explícitos en la biología de la conservación. Argumento que a pesar de que ellos exploraron la propagación de errores en un modelo de dispersión simple, ellos no exploraron el como los errores son propagados en los modelos poblacionales espacialmente explícitos, puesto que no incluyeron consideraciones referentes a los procesos poblacionales. Desarrollo un modelo de simulación simple para investigar el efecto de la variación en el exíto de dispersión en predicciones sobre la ocupación de parches y la viabilidad poblacional (resultados convencionales de models poblacionales espacialmente explícitos). El modelo simula nacimientos y decesos dentro del hábitat de parches y la dispersión como la transferencia de individuos entre ellos. Las predicciones del modelo fueron sensibles a cambios en el éxito de dispersión a lo largo de un rango restringido de tasas de crecimiento entre parches, las cuales fueron dependientes de los mecanismos de iniciación de la dispersión, la capacidad de carga de los parches y el número de generaciones simuladas. Las predicciones de la persistencia y ocupación del parche fueron generalmente mas sensibles a cambios en el éxitpo de dispersión: (1) bajo presaturación en lugar de saturación de la dispersión; (2) a bajas capacidades de carga de los parches; y (3) en períodos de tiempo mas largos. El marco de trabajo que presento provee los medios para evaluar cuantitativamente las regiones del parámetro espacio para los cuales las diferencias en el éxito de dispersión probablemente tengan un efecto grande en los resultados del modelo poblacional. La investigación del efecto de la representación de la conducta de dispersión dentro de un contexto demográfico y de paisaje provee una evaluación mas útil sobre la posibilidad de que nuestra carencia de conocimiento sea la causa de una incertidumbre inaceptable en las predicciones de modelos poblacionales espacialmente explícitos.