SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: The devastation of island faunas by alien species has been instrumental in raising concerns about the global threat to biological diversity. Colonial nesting species, often restricted to islands, have been affected severely. Eradication of introduced species as a means to alleviate the problem is usually done with little or no understanding of the mechanisms governing interactions between introduced and native species. Such an understanding could help target management action. We analyzed how island area, rock substrate, bird species biology, and presence of an introduced species, the black rat (  Rattus rattus), interact to explain the distribution and abundance of colonial nesting birds on a set of 72 islands from six archipelagos in the western Mediterranean. Rats were introduced to this region over 2000 years ago, and these communities have had time to reach an equilibrium. Using general linear models, we show that rats have affected species distributions more on the smaller islands and on islands with an acidic or neutral rock substrate; larger bird species are more resistant. On the smaller islands, where rat densities are highest, larger colonial birds are negatively affected. On larger islands, where rat densities are lower and fluctuate form year to year, larger colonial birds can maintain healthy populations despite the presence of rats. Although rats caused local extinction or reduction in bird abundance, the presence of islands varying in size and/or substrate allowed most archipelagos to retain their suite of colonial nesting bird species, despite a presumably reduced abundance for most species.

Resumen: La devastación de las faunas isleñas por especies forasteras ha sido instrumental en lo que respecta a elevar preocupaciones sobre la amenaza global contra la diversidad biológica. Las especies de nidación colonial, frecuentemente restringidas a islas, han sido severamente afectadas. La erradicación de especies introducidas como un medio para aliviar el problema es generalmente realizada con poco o ningún entendimiento de los mecanismos que gobiernan las interacciones entre las especies nativas y las introducidas. Este tipo de entendimiento podría ayudar a enfocar medidas de manejo. Nosotros analizamos como el área, el substrato rocoso, la biología de la especie de ave, y la presencia de una especie introducida, la rata negra (  Rattus rattus), interactúan para explicar la distribución y abundancia de aves con nidación colonial en 72 islas de seis archipiélagos en el Mediterráneo occidental. Las ratas fueron introducidas a esta región hace más de 2000 años y estas comunidades han tenido tiempo suficiente para alcanzar un equilibrio. Mediante el uso de modelos lineales generales mostramos que las ratas han afectado más la distribución de especies en las islas pequeñas y en las islas grandes con un substrato rocoso ácido o neutro (textura burda), que en aquellas islas con caliza y textura fina. Las especies de aves más pequeñas son más sensibles a las ratas, más frecuentemente ausentes de las islas con ratas y sistemáticamente ausentes de islas con ratas y un substrato rocoso de estructura burda. Las especies de aves más grandes son más resistentes. En las islas más pequeñas, donde la densidad de las ratas es mayor, las aves coloniales grandes son afectadas negativamente. En islas más grandes, donde las densidades de ratas son menores, y fluctúan de un año al otro, las aves coloniales grandes pueden mantener poblaciones saludables a pesar de la presencia de las ratas. No obstante que las ratas causaron extinciones locales o reducciones en la abundancia de aves, la presencia de islas que varían en tamaño y/o substrato permite que la mayoría de los archipiélagos mantengan su grupo de especies de aves de nidación colonial, a pesar de una presumiblemente reducida abundancia en la mayoría de las especies.