SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: Red-list data from non-island nations show that a greater proportion of protected area is correlated with significantly lower percentages of threatened birds, mammals and plants, and especially overharvested birds and mammals, once the effects of endemism, human population size, and other confounding variables are removed. Proportion, number and size of areas protected are among the reserve traits correlated with reduced threat. Per-capita conservation spending strongly correlates with per-capita income and with proportion of area protected, number of reserves, and proportion of partially protected area. Although most reserve traits are positively correlated among themselves, median reserve size is significantly inversely correlated with other reserve traits and with conservation spending, indicating that wealthier nations have more numerous but smaller and less protected reserves than poorer nations. These findings represent correlation rather than causation, but they do support studies at finer scales which suggest that even poorly protected “paper parks” are better than no parks at all for the reduction of threat among species.

Resumen: Los datos de la lista Roja de naciones que no son islas indican que más áreas protegidas (reservas) están correlacionadas con porcentajes significativamente más bajos de aves, mamíferos y plantas amenazadas de extinción y en particular con especies de aves y mamíferos sobreexplotadas, una vez que se ha removido el efecto del endemismo, el tamaño de la población humana y otras variables que podrían confundir el análisis. La proporción, el número y el tamaño de las áreas protegidas se encuentran entre las características de las reservas correlacionadas con la disminución de amenazas. El gasto per capita para la conservación se correlaciona fuertemente con el ingreso per capita y con la proporción de área protegida, el número de reservas y la proporción del área parcialmente protegida. Aunque la mayoría de las características de las reservas se correlacionaron positivamente entre sí, la media del tamaño de la reserva estuvo inversamente correlacionada de manera significativa con otras características de las reservas y con el gasto para la conservación, indicando que las naciones más ricas tienen un número mayor de áreas protegidas pero son más pequeñas y están menos protegidas que las naciones más pobres. Estos resultados son correlacionales pero no prueban una causa, sin embargo, apoyan estudios a escalas más finas que sugieren que las áreas pobremente protegidas “parques en papel” son mejores que la carencia total de parques para obtener una reducción en los índices de amenazas de especies.