SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: Habitats of Greater Sage-Grouse (Centrocercus urophasianus) have declined across western North America, and most remaining habitats occur on lands administered by the U.S. Forest Service ( FS) and U.S. Bureau of Land Management ( BLM). Consequently, managers of FS–BLM lands need effective strategies to recover sagebrush (Artemisia spp.) habitats on which this species depends. In response to this need, we evaluated the potential benefits of two restoration scenarios on Greater Sage-Grouse in the interior Columbia Basin and adjacent portions of the Great Basin of the western United States. Scenario 1 assumed a 50% reduction in detrimental grazing effects (through changes in stocking rates and grazing systems) and a six-fold increase in areas treated with active restoration (e.g., prescribed burning, native seedings, wildfire suppression) compared with future management proposed by the FS–BLM. Scenario 2 assumed a 100% reduction in detrimental grazing effects and the same increase in active restoration as scenario 1. To evaluate benefits, we estimated the risk of population extirpation for sage grouse 100 years in the future under the two scenarios and compared this risk with that estimated for proposed (100-year) FS–BLM management. We used estimates of extirpation risk for historical (circa 1850–1890) and current time periods as a context for our comparison. Under historical conditions, risk of extirpation was very low on FS–BLM lands, but increased to a moderate probability under current conditions. Under proposed FS–BLM management, risk of extirpation on FS–BLM lands increased to a high probability 100 years in the future. Benefits of the two restoration scenarios, however, constrained the future risk of extirpation to a moderate probability. Our results suggest that expansive and sustained habitat restoration can maintain desired conditions and reduce future extirpation risk for sage grouse on FS–BLM lands in western North America. The continued spread of exotic plants, however, presents a formidable challenge to successful restoration and warrants substantial research and management attention.

Resumen: Los hábitats del urogallo (Centrocercus urophasianus) han disminuido a lo largo de la región occidental de Norteamérica, y la mayoría de los hábitats restantes ocurren en terrenos administrados por el Servicio Forestal de E.U.A. (SF) y el Buró de Administración de Tierras ( BAT ). Por lo tanto, los encargados de las tierras SF–BAT necesitan estrategias eficaces para recuperar los hábitats de artemisa (Artemisia spp.) de los cuales depende esta especie. En respuesta a esta necesidad, evaluamos los beneficios potenciales de dos escenarios de restauración sobre el urogallo en el interior de la Cuenca del Columbia y porciones adyacentes de la Gran Cuenca del occidente de los Estados Unidos. El escenario 1 supone una reducción del 50% en los efectos perjudiciales del pastoreo (  por medio de cambios en las tasas de aprovisionamiento y en los sistemas de pastoreo) y un incremento de seis veces en la superficie de las áreas tratadas con restauración activa (  por ejemplo, quemas prescritas, plántulas nativas, supresión de fuego no controlado) comparada con la administración futura propuesta por el SF–BAT. El escenario 2 supone una reducción del 100% en los efectos de pastoreo perjudiciales y el mismo aumento en la restauración activa que en el escenario 1. Para evaluar los beneficios, estimamos el riesgo de extirpación de la población de urogallos en 100 años bajo los dos escenarios y comparamos este riesgo con el riesgo estimado por la propuesta de manejo de SF–BAT (100-años). Utilizamos estimaciones del riesgo de extirpación en períodos históricos (entre 1850 y 1890) y actuales como contexto para nuestra comparación. Bajo condiciones históricas, el riesgo de extirpación fue muy bajo en los terrenos SF–BAT pero aumentó a una probabilidad moderada bajo condiciones actuales. Bajo la administración propuesta por SF–BAT, el riesgo de extirpación en los terrenos SF–BAT aumentó a una alta probabilidad 100 años en el futuro. Sin embargo, los beneficios de los dos escenarios de restauración constriñen el riesgo de extirpación a una probabilidad moderada. Nuestros resultados sugieren que la restauración expansiva y sostenida del hábitat puede mantener condiciones deseadas y reduce el riesgo de extirpación de urogallos en terrenos SF–BAT en la región occidental de Norteamérica. Sin embargo, la continua extensión de plantas exóticas representa un reto formidable para la restauración exitosa y justifica considerable investigación y atención de manejo.