SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: The influence of deforestation on tropical watersheds has received limited study. We compared seven catchments in the Venezuelan Andes to examine variation in the relative extent of forested versus disturbed land and the potential consequences of changing land use on river ecosystems. These watersheds formed a northeast ( Río Acarigua) to southwest ( Río Bumbun) transect and exhibited a gradient in readily observable human settlement and disturbance. Overall, forest cover increased and agriculture and pasture land decreased from the Acarigua to the Bumbun. Human building density and road density showed a parallel trend. Catchments varied in intrinsic characteristics as well. Catchments to the northeast originated at lower elevations and had wider, flatter valleys in the lowest piedmont zone, compared with rivers to the southwest. All seven catchments had broadly similar forest cover at approximately 50–60% within the lowest ( 200–800 m) elevation zone, but they exhibited a strong gradient in the amount of forested versus disturbed land in zones at 800–1400 m and 1400–2600 m. Although the number of buildings was greatest in the 200- to 800-m zone, building density was greater in the 800- to 1400-m zone for the more disturbed catchments, possibly reflecting the areas suitable for coffee production. Land-use change within these catchments is likely to alter hydrology, sediment transport, and habitat conditions within river systems, with adverse consequences for aquatic biodiversity.

Resumen: La influencia de la deforestación en las cuencas tropicales ha recibido una atención limitada en cuanto a su estudio. Comparamos siete cuencas de captación en los Andes Venezolanos para examinar la variación en la extensión relativa del bosque, contra suelos perturbados y las consecuencias potenciales del cambio en el uso del suelo en ecosistemas de ríos. Estas cuencas formaron un transecto de noreste (Río Acarigua) a suroeste (Río Bumbun) y exhibió un gradiente de asentamientos humanos y perturbación fácilmente perceptible. En general, la cobertura forestal incrementó y la agricultura y el pastoreo disminuyeron del Acarigua al Bumbun. La densidad de las construcciones humanas y de carreteras mostraron tendencias paralelas. Las cuencas de captación variaron en características intrínsecas también. Las cuencas de captación ubicadas al noreste estuvieron originadas a elevaciones más bajas y tuvieron valles más amplios y planos en la zona más baja comparadas con las de los ríos del suroeste. Las siete captaciones fueron similares de manera general en aproximadamente un 50–60% de la cobertura forestal dentro de la zona más baja de elevación (200–800 m), pero exhibieron un fuerte gradiente en la cantidad de suelo arbolado contra tierras perturbadas en zonas de 800–1400 m y 1400–2600 m. A pesar de que el número de edificios fue mayor en la zona de 200 a 800 m, la densidad de edificios fue mayor en la zona de 800 a 1400 m para las cuencas de captación más perturbadas. Esto posiblemente refleje las áreas viables para la producción de café. Es probable que el cambio de uso del suelo dentro de estas cuencas de captación altere la hidrología, el transporte de sedimentos y las condiciones del hábitat dentro de los sistemas del río, con consecuencias adversas para la biodiversidad acuática.