SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: Freshwater species and habitats are among the most threatened in the world. One way in which this growing conservation concern can be addressed is the creation of freshwater protected areas. Here, we present three strategies for freshwater protected-area design and management: whole-catchment management, natural-flow maintenance, and exclusion of non-native species. These strategies are based on the three primary threats to fresh waters: land-use disturbances, altered hydrologies, and introduction of non-native species. Each strategy draws from research in limnology and river and wetland ecology. Ideally, freshwater protected areas should be located in intact catchments, should have natural hydrological regimes, and should contain no non-native species. Because optimal conservation conditions are often difficult to attain, we also suggest alternative management strategies, including multiple-use modules, use of the river continuum concept, vegetated buffer strips, partial water discharges, and eradication of exotic species. Under some circumstances it may be possible to focus freshwater conservation efforts on two key zones: adjacent terrestrial areas and headwaters.

Resumen: Las especies y hábitats de agua dulce se encuentran entre los más amenazados del mundo. Una forma en la que esta creciente preocupación por la conservación puede ser abordada es la creación de áreas protegidas de agua dulce. Aquí presentamos el diseño de tres áreas protegidas de agua dulce y las estrategias de manejo: manejo global de la cuenca de captación, mantenimiento del flujo natural y exclusión de las especies no nativas. Estas estrategias están basadas en las tres amenazas principales que tienen las aguas dulces: perturbaciones por uso del suelo, hidrologías alteradas e introducciones de especies no nativas. Cada estrategia está planteada como resultado de la investigación en limnología y ecología de ríos y pantanos. Idealmente, las aguas protegidas de agua dulce deberán ser ubicadas en cuencas de captación intactos, que tengan regímenes hidrológicos naturales y que no contengan especies no nativas. Puesto que las condiciones óptimas de conservación son frecuentemente difíciles de alcanzar, también sugerimos estrategias alternativas de manejo que incluyen módulos de uso múltiple, uso del concepto de río continuo, bandas de amortiguamiento con vegetación, descargas parciales de agua y erradicación de especies exóticas. Bajo ciertas circunstancias, puede ser posible enfocar los esfuerzos de conservación de aguas dulces en dos zonas clave: áreas adyacentes terrestres y nacientes.