SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: Large-scale anthropogenic disturbances of terrestrial and marine environments, such as logging and fishing, are generally assumed to have negative effects on species diversity, but this supposition is often not supported by empirical observations. I investigated the importance of the extent of area sampled to the observed outcome of comparisons of the diversity of seabed assemblages in different areas of the seabed that experience either low or high levels of fishing disturbance. Using a finite data set within each disturbance regime, I pooled samples of the benthic communities at random. Thus, although individual sample size increased with each additional level of pooled data, the number of samples decreased accordingly. Detecting the effects of disturbance on species diversity was strongly scale-dependent. Despite increased replication at smaller scales, disturbance effects were more apparent when larger but less numerous samples were collected. The detection of disturbance effects was also affected by the choice of sampling device. Disturbance effects were apparent with pooled anchor-dredge samples but were not apparent with pooled beam-trawl samples. A more detailed examination of the beam-trawl data emphasized that a whole-community approach to the investigation of changes in diversity can miss responses in particular components of the community ( e.g., decapod crustacea ). The latter may be more adversely affected by disturbance than the majority of the taxa found within the benthic assemblage. Further, the diversity of some groups ( e.g., echinoderms ) actually increased with disturbance. Experimental designs and sampling regimes that focus on diversity at only one scale may miss important disturbance effects that occur at larger or smaller scales.

Resumen: Las perturbaciones antropogénicas de ambientes terrestres y marinos, tales como la tala y la pesca, se identifican generalmente con impactos negativos sobre la diversidad de especies. Sin embargo, observaciones empíricas a menudo no apoyan este supuesto. Investigué la importancia de la extensión del área muestreada sobre los resultados observados de comparaciones de la diversidad de ensamblajes de fondos marinos en diferentes áreas que experimentaron niveles bajos o altos de perturbación por pesca. Usando un juego finito de datos dentro de cada régimen de perturbación, se combinaron las muestras de comunidades bénticas de manera aleatoria. Por lo tanto, a pesar de que el tamaño de muestra individual incrementó con cada nivel adicional de datos combinados, el número de muestras disminuyó en consecuencia. La detección de los efectos de la perturbación sobre la diversidad de especies dependió en gran medida de la escala. A pesar del incremento en replicación de las escalas pequeñas, los efectos de la perturbación fueron más visibles cuando las muestras recolectadas fueron más grandes pero menos numerosas. La detección de los efectos de la perturbación también fueron afectados por la selección del equipo de muestreo. Los efectos de la perturbación eran evidentes cuando se usaron muestras mezcladas de dragas de ancla, pero no fueron evidentes para muestras mezcladas de redes de arrastre con vigas. Un análisis más detallado de los datos de las redes de arrastre muestran que una aproximación a nivel de toda la comunidad para investigar los cambios de diversidad puede resultar en la pérdida de información a nivel de componentes específicos ( por ejemplo crustáceos decápodos ) de la comunidad. Estos pueden ser adversamente afectados en mayor medida por la perturbación que la mayoría de los taxones que integran el ensamblaje béntico. Además, la diversidad de algunos grupos (  por ejemplo los equinodermos ) de hecho aumentó con la perturbación. Los diseños experimentales y los regímenes de muestreo que se enfocan en la diversidad a una sola escala pueden no detectar los efectos importantes de la perturbación que ocurren a mayores o menores escalas.