SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • gap analysis;
  • priority setting;
  • protected area;
  • spatial analyses;
  • spatial error;
  • WDPA;
  • análisis de brechas;
  • análisis espaciales;
  • BDMAP;
  • definición de prioridades;
  • error espacial

Abstract

Data on the location and extent of protected areas, ecosystems, and species’ distributions are essential for determining gaps in biodiversity protection and identifying future conservation priorities. However, these data sets always come with errors in the maps and associated metadata. Errors are often overlooked in conservation studies, despite their potential negative effects on the reported extent of protection of species and ecosystems. We used 3 case studies to illustrate the implications of 3 sources of errors in reporting progress toward conservation objectives: protected areas with unknown boundaries that are replaced by buffered centroids, propagation of multiple errors in spatial data, and incomplete protected-area data sets. As of 2010, the frequency of protected areas with unknown boundaries in the World Database on Protected Areas (WDPA) caused the estimated extent of protection of 37.1% of the terrestrial Neotropical mammals to be overestimated by an average 402.8% and of 62.6% of species to be underestimated by an average 10.9%. Estimated level of protection of the world's coral reefs was 25% higher when using recent finer-resolution data on coral reefs as opposed to globally available coarse-resolution data. Accounting for additional data sets not yet incorporated into WDPA contributed up to 6.7% of additional protection to marine ecosystems in the Philippines. We suggest ways for data providers to reduce the errors in spatial and ancillary data and ways for data users to mitigate the effects of these errors on biodiversity assessments.

Efectos de Errores y Vacíos en Conjuntos de Datos Espaciales sobre la Evaluación del Progreso de la Conservación

Resumen

Los datos sobre la localización y extensión de áreas protegidas, ecosistemas y distribución de especies son esenciales para la determinación de brechas en la conservación de la biodiversidad y la identificación de prioridades de conservación futuras. Sin embargo, estos conjuntos de datos siempre tienen errores en los mapas y metadatos asociados. Los errores a menudo son soslayados en los estudios de conservación, no obstante sus efectos negativos potenciales sobre la extensión reportada de la protección de especies y ecosistemas. Utilizamos 3 estudios de caso para ilustrar las implicaciones de 3 fuentes de error en los reportes de progreso hacia los objetivos de conservación: áreas protegidas con límites desconocidos que son reemplazados por centroides amortiguadores, propagación de múltiples errores en los datos espaciales y conjuntos incompletos de datos de áreas protegidas. Hasta 2010, la frecuencia de áreas protegidas con límites desconocidos en la Base de Datos Mundial de Áreas Protegidas (BDMAP) provocó que la extensión de protección estimada de 37.1% de los mamíferos Neotropicales terrestres fuera sobreestimada en 402.8% en promedio y 62.6% de las especies fue subestimada en 10.9% en promedio. El nivel estimado de protección de los arrecifes de coral del mundo fue 25% mayor cuando se utilizaron datos recientes de resolución más fina, contrariamente a los datos de resolución gruesa disponibles globalmente. La inclusión de conjuntos de datos adicionales aun no incorporados a BDMAP contribuyó hasta en 6.7% a la protección adicional en los ecosistemas marinos de las Filipinas. Sugerimos formas para que los proveedores de datos reduzcan los errores en datos espaciales y ancilares y formas para que los usuarios de datos mitiguen los efectos de estos errores sobre las evaluaciones de biodiversidad.