SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • climate change;
  • conservation planning;
  • effects analysis;
  • population models;
  • recovery planning;
  • risk assessment;
  • vulnerability;
  • análisis de efectos;
  • cambio climático;
  • estudios de riesgo;
  • modelos de población;
  • planeación de conservación;
  • planeación de recuperación;
  • vulnerabilidad

Abstract

Aquatic species are threatened by climate change but have received comparatively less attention than terrestrial species. We gleaned key strategies for scientists and managers seeking to address climate change in aquatic conservation planning from the literature and existing knowledge. We address 3 categories of conservation effort that rely on scientific analysis and have particular application under the U.S. Endangered Species Act (ESA): assessment of overall risk to a species; long-term recovery planning; and evaluation of effects of specific actions or perturbations. Fewer data are available for aquatic species to support these analyses, and climate effects on aquatic systems are poorly characterized. Thus, we recommend scientists conducting analyses supporting ESA decisions develop a conceptual model that links climate, habitat, ecosystem, and species response to changing conditions and use this model to organize analyses and future research. We recommend that current climate conditions are not appropriate for projections used in ESA analyses and that long-term projections of climate-change effects provide temporal context as a species-wide assessment provides spatial context. In these projections, climate change should not be discounted solely because the magnitude of projected change at a particular time is uncertain when directionality of climate change is clear. Identifying likely future habitat at the species scale will indicate key refuges and potential range shifts. However, the risks and benefits associated with errors in modeling future habitat are not equivalent. The ESA offers mechanisms for increasing the overall resilience and resistance of species to climate changes, including establishing recovery goals requiring increased genetic and phenotypic diversity, specifying critical habitat in areas not currently occupied but likely to become important, and using adaptive management.

Incorporación de las Ciencias Climáticas en las Aplicaciones del Acta Estadunidense de Especies en Peligro para Especies Acuáticas

Resumen

Las especies acuáticas están amenazadas por el cambio climático pero han recibido menos atención que las especies terrestres. Obtuvimos estrategias clave para científicos y administradores que buscan hablar del cambio climático en la planeación de conservación acuática a partir del conocimiento y la literatura que ya existen. Hablamos de 3 categorías de esfuerzos de conservación que dependen del análisis científico y tienen una aplicación particular bajo el Acta Estadunidense de Especies en Peligro (ESA): estudio del riesgo general para una especie, planeación de recuperación a largo plazo, y la evaluación de los efectos de acciones o perturbaciones específicas. Hay menos información para especies acuáticas disponible que apoye estos análisis y los efectos del clima sobre sistemas acuáticos están caracterizados pobremente. Por esto recomendamos a los científicos que conducen análisis que apoyan la toma de decisiones de ESA, que desarrollen un modelo conceptual que una al clima, al hábitat, al ecosistema y a las respuestas de las especies hacia las condiciones cambiantes y que usen este modelo para organizar análisis e investigaciones futuras. Recomendamos que las condiciones climáticas actuales no son apropiadas para proyecciones usadas en análisis de ESA y que las proyecciones a largo plazo de los efectos del cambio climático proporcionen el contexto temporal como un estudio extenso de especie proporciona un contexto espacial. En estas proyecciones el cambio climático no debe ignorarse solamente porque la magnitud del cambio proyectado en un tiempo particular es incierta ya que la dirección del cambio climático está clara. Identificar el probable futuro hábitat en la escala de especie indicará refugios clave y cambios potenciales de rango. Sin embargo, los riesgos y beneficios asociados con los errores en el modelado de hábitat que probablemente puedan existir en el futuro no son equivalentes. La ESA ofrece mecanismos para incrementar la resistencia general de las especies a los cambios climáticos, incluyendo el establecimiento de metas de recuperación que requieran diversidad genética y fenotípica, especificar áreas de hábitat crítico en áreas que actualmente no se encuentran ocupadas pero que pueden volverse importantes y usar el manejo adaptativo.