Get access

Effects of Recent Environmental Change on Accuracy of Inferences of Extinction Status

Authors


Abstract

Correctly classifying a species as extinct or extant is of critical importance if current rates of biodiversity loss are to be accurately quantified. Observing an extinction event is rare, so in many cases extinction status is inferred using methods based on the analysis of records of historic sighting events. The accuracy of such methods is difficult to test. However, results of recent experiments with microcosm communities suggest that the rate at which a population declines to extinction, potentially driven by varying environmental conditions, may alter one's ability accurately to infer extinction status. We tested how the rate of population decline, driven by historic environmental change, alters the accuracy of 6 commonly applied sighting-based methods used to infer extinction. We used data from small-scale experimental communities and recorded wild population extirpations. We assessed how accuracy of the different methods was affected by rate of population decline, search effort, and number of sighting events recorded. Rate of population decline and historic population size of the species affected the accuracy of inferred extinction dates; however, faster declines produced more accurate inferred dates of extinction, but only when population sizes were higher. Optimal linear estimation (OLE) offered the most reliable and robust estimates, though no single method performed best in all situations, and it may be appropriate to use a different method if information regarding historic search efforts is available. OLE provided the most accurate estimates of extinction when the number of sighting events used was >10, and future use of this method should take this into account. Data from experimental populations provide added insight into testing techniques to discern wild extirpation events. Care should be taken designing such experiments so that they mirror closely the abundance dynamics of populations affected by real-world extirpation events.

Efectos del Cambio Ambiental Reciente sobre la Precisión de las Inferencias sobre el Estado de Extinción

Resumen

Clasificar correctamente a una especie como extinta o existente es de importancia crítica si las tasas actuales de pérdida de biodiversidad van a ser cuantificadas con precisión. Poder observar un evento de extinción es una situación rara, así que en muchos casos el estado de extinción se infiere usando métodos basados en el análisis de los registros de eventos históricos de observación. La precisión de dichos métodos es difícil de evaluar. Sin embargo, los resultados de experimentos recientes con comunidades de microcosmos sugieren que la tasa a la cual una población disminuye hasta la extinción, llevados potencialmente por condiciones ambientales variables, pueden alterar la habilidad de uno para inferir correctamente el estado de extinción. Probamos cómo la tasa de declinación poblacional, conducida por el cambio ambiental histórico, altera la precisión de seis métodos basados en avistamientos comúnmente usados para inferir la extinción. Usamos datos de comunidades experimentales a pequeña escala y registramos extirpaciones de poblaciones silvestres. Evaluamos cómo la precisión de los diferentes métodos fue afectada por la tasa de declinación poblacional, esfuerzo de búsqueda y el número registrado de eventos de avistamiento. La tasa de declinación poblacional y el tamaño histórico de la población de las especies afectadas afectaron la precisión de las fechas de extinciones inferidas; sin embargo, declinaciones más rápidas produjeron fechas de extinción inferidas más precisas, pero sólo cuando los tamaños poblacionales fueron mayores. La estimación lineal óptima ofreció los estimados más confiables y robustos, aunque ningún método único tuvo un mejor desempeño en todas las situaciones, y puede ser apropiado usar un método diferente si la información en relación a los esfuerzos de búsqueda histórica está disponible. La estimación lineal óptima proporcionó los estimados de extinción más precisos cuando el número usado de eventos de avistamiento fue >10, y el uso futuro de este método debería tomar esto en consideración. Los datos de las poblaciones experimentales proporcionan conocimiento adicional a las técnicas de evaluación para discernir de eventos de extirpación silvestre. Debe tenerse cuidado al diseñar dichos experimentos para que se asemejen a las dinámicas de abundancia de poblaciones afectadas por eventos de extirpación reales.

Ancillary