SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • environmental monitoring;
  • information management;
  • long-term ecological research;
  • LTER;
  • LTSER;
  • science policy;
  • socio-ecology
  • investigación ecológica a largo plazo;
  • LTER;
  • LTSER;
  • monitoreo medioambiental;
  • política científica;
  • socio-ecología

Abstract

Since 1980, more than 40 countries have implemented long-term ecological research (LTER) programs, which have shown their power to affect advances in basic science to understand the natural world at meaningful temporal and spatial scales and also help link research with socially relevant outcomes. Recently, a disciplinary paradigmatic shift has integrated the human dimensions of ecosystems, leading to a long-term socio-ecological research (LTSER) framework to address the world's current environmental challenges. A global gap in LTER/LTSER only exists in the latitudinal range of 40–60°S, corresponding to Argentina and Chile's temperate/sub-Antarctic biome. A team of Chilean, Argentine and US researchers has participated in an ongoing dialogue to define not only conceptual, but also practical barriers limiting LTER/LTSER in southern South America. We have found a number of existing long-term research sites and platforms throughout the region, but at the same time it has been concluded an agenda is needed to create and implement further training courses for students, postdoctoral fellows and young scientists, particularly in the areas of data and information management systems. Since LTER/LTSER efforts in Chile and Argentina are incipient, instituting such courses now will enhance human and technical capacity of the natural science and resource community to improve the collection, storage, analysis and dissemination of information in emerging LTER/LTSER platforms. In turn, having this capacity, as well as the ongoing formalization of LTER/LTSER programs at national levels, will allow the enhancement of crucial collaborations and comparisons between long-term research programs within the region and between hemispheres and continents. For Spanish version of the entire article, see Online Supporting Information (Appendix S1).

Resumen

Desde 1980, más de cuarenta países han implementado programas de Investigación Ecológica a Largo Plazo (LTER por sus siglas en inglés), los cuales han mostrado su capacidad para influir sobre los avances en las ciencias básicas que permiten entender el mundo natural en escalas temporales y espaciales significativas, y también ayudar a enfocar la investigación hacia estudios socialmente relevantes. Recientemente, gracias a un cambio de paradigma en la disciplina, se integró también la dimensión humana de los ecosistemas, llevándola a un marco conceptual de Investigación Socio-Ecológica a Largo Plazo (LTSER por sus siglas en inglés) para enfrentar los desafíos medio-ambientales del mundo actual. Existe un vacío global en LTER/LTSER en el rango latitudinal de 40–60°S, correspondiente a los biomas templados/subantárticos de Argentina y Chile. Un equipo de investigadores chilenos, argentinos y estadounidenses ha trabajado por varios años para definir cuáles son la barreras que actualmente limitan la creación de una Red de LTER/LTSER en el sur de Sudamérica, no solamente en términos conceptuales, sino también a nivel práctico. Existe un buen número de sitios de investigación a largo plazo en la región, pero también concluimos que es necesario crear e implementar más cursos de capacitación para estudiantes, investigadores post-doctorales y jóvenes científicos, particularmente en las áreas de sistemas de manejo de datos e información. Considerando que los esfuerzos LTER/LTSER en Chile y Argentina son incipientes, este tipo de cursos podría mejorar la capacidad humana y técnica en la comunidad de las ciencias y los recursos naturales, así como mejorar los procesos de recolección, almacenamiento, análisis y difusión de la información. A su vez, la formalización de cursos de programas LTER/LTSER a nivel nacional para adquirir dicha capacidad de manejo de la información, permitirá un fortalecimiento crucial de las colaboraciones y comparaciones entre programas de investigación a largo plazo dentro de la región, y entre hemisferios y continentes. La versión en castellano del artículo se encuentra disponible en forma digital como Online Supporting Information S1.