SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract:

Local density and size of distributional range have been used to characterize rarity, but conclusions are weakened by their possible lack of independence. The usefulness and validity of using these two variables were tested with data on distribution, local density, body size, and feeding habits for a set of 100 Neotropical forest mammals.

In a bivariate plot of distributional range against local density, species clustered according to their trophic or taxonomic groups. This indicates that diet and phylogenetic history have an influence on rarity. A negative correlation was found between distribution and abundance. However this correlation was weaker within trophic or taxonomic groups, and vanished when body size was held constant. These results show that both distribution and abundance are valid and independent estimators of rarity when comparing species with similar sizes and ecological traits. Regression analysis showed that larger animals tend to have lower densities and wider distributional ranges. Rarity is clearly associated with body size.

A dichotomous classification of rarity based on area of distribution and local density is suitable for Neotropical forest mammals. Species in each of four categories created by such a scheme require different conservation and management policies that are determined by the ecological characteristics of the species. Final conservation strategies must also be shaped by political and economic constraints.

La densidad a nivel local y el tamaño del área de distribución son dos parámetros que pueden ser usados para medir la rareza de una especie. Sin embargo, la utilidad de estas variables se ve limitada por una posible correlación entre ellas. En este trabajo se analiza la validez de la distribución y la abundancia como estimadores de rareza entre los mamiferos de los bosques neotropicales utilizando datos sobre densidad local, distribución, tamaño corporal y hábitos de alimentación de una muestra de 100 mamiferos neotropicales.

En una gráfica de distribución contra densidad local, las especies se agruparon de acuerdo con sus hábitos de alimentación y categoryías taxonómicas. Este resultado demuestra la influencia que la dieta y la historia filogenética ejercen sobre la rareza. Se encontró una correlación negativa entre la distribución y la abundancia. Sin embargo, la correlación fue menor cuando se compararon especies dentro de un determinado grupo taxonómico o de alimentación y la correlacón parcial, manteniendo constante el tamaño corporal, fue cercana a cero. Esto significa que la distribución y la abundancia son estimadores independientes de la rareza sila comparación se restringe a especies con tamatios y rasgos ecologicos similares. Se demostró mediante regresión multiple que los animales de mayor talla tienden a poseer densidades más bajas y áreas de distribución más amplias. La rareza está claramente asociada con el tamaño del animal.

Es posible clasificar los mamíferos de los bosques neotropicales en cuatro categoryías de rareza mediante un sisternu dicotómico basado en el area de dishibucón y la densidad local. Las carmterísticas ecológicas de las especies en cada una de estas categoryías determinun diferentes requerimientos en cuanto a su conservación. Sin embargo, los pasos encaminados a1 uso y conserión de estas especies se verán también afectados por factores políticos y ecóndmicos.