SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: Endangered species recovery plans commonly set goals for population size that are used to define the success of recovery efforts. We examined variation in these population recovery goals for bird species listed under the U. S. Endangered Species Act to determine whether there were simple predictors of recovery population size. The median population sizes that must be met for a species to be removed from the list or downlisted to the threatened category are 4000 and 1500 respectively, but the thresholds varied considerably. Most variation in population recovery goals ( ≥75%) was explained by the population size when the recovery plan was written. Species listed when their population's size was relatively large have higher population recovery goals, whereas those listed when populations were small have lower population goals. Population sizes set for recovery also increased over time and were higher for species listed throughout the United States rather than for part of the country. In combination, these three variables explained 86% of the variance in population goals for delisting and 94% of the variance in goals for downlisting. Body mass, annual fecundity, maximum lifespan, whether the population was listed as threatened or endangered, and whether a formal population viability analysis was conducted were variables not significantly associated with population recovery goals. Thus, we found that variables relating to the circumstances under which the populations were listed could explain almost all of the variance in recovery population goals, and that biological traits of the endangered birds explained little of the variance.

Resumen: Los planes de recuperación de especies en peligro comúnmente establecen tamaños de poblaciones como metas que serán empleados para definir el éxito de los esfuerzos de recuperación. Examinamos la variación en estas metas para la recuperación de poblaciones para especies de aves enlistadas bajo el Acta de Especies en Peligro de los Estados Unidos para determinar si fueron estimadores simples del tamaño poblacional de recuperación. Las medianas de los tamaños poblacionales que deberían ser alcanzados para que una especie sea removida de las listas o para ser enviada a la categoría de especie amenazada fueron de 4000 y 1500 respectivamente, pero existió mucha variación. La mayoría de la variación en las metas de recuperación de poblaciones ( ≥75%) fue explicada por el tamaño poblacional presente cuando se escribió el plan de recuperación. Las especies enlistadas cuando sus tamaños poblacionales fueron relativamente grandes tienen metas de recuperación poblacional más altas, mientras que aquellas enlistadas cuando los tamaños poblacionales eran pequeños tienen metas poblacionales más bajas. Los tamaños poblacionales establecidos para la recuperación también incrementaron con el tiempo y fueron más altos para especies enlistadas a lo largo de los Estados Unidos que para aquellas enlistadas para una parte del país. En combinación, estas tres variables explicaron 86% de la varianza en las metas para remover especies de las listas y 94% de la varianza para las metas de cambio de categorías. La masa corporal, la fecundidad anual, la longitud máxima de vida, la condición de la especie de haber sido enlistada como en peligro o amenazada y el existir o no un análisis de viabilidad poblacional formal no fueron variables que estuvieran asociadas significativamente con las metas de recuperación poblacional. Por lo tanto, encontramos que podemos explicar casi toda la varianza de las metas de recuperación poblacional en base a variables relacionadas con las circunstancias bajo las cuales las poblaciones fueron enlistadas y que las características biológicas de las aves en peligro explicaron poco de la varianza.