SEARCH

SEARCH BY CITATION

Abstract: In the face of limited funding, knowledge, and time for action, conservation efforts often rely on shortcuts for the maintenance of biodiversity. The umbrella species concept—proposed as a way to use species requirements as a basis for conservation planning—has recently received growing attention. We reviewed the literature to evaluate the concept's general usefulness. An umbrella species is defined as a species whose conservation is expected to confer protection to a large number of naturally co-occurring species. This concept has been proposed as a tool for determining the minimum size for conservation areas, selecting sites to be included in reserve networks, and setting minimum standards for the composition, structure, and processes of ecosystems. Among the species suggested as potential umbrellas, most are large mammals and birds, but invertebrates are increasingly being considered. Eighteen research papers, most of which were based on hypothetical reserves or conservation networks, have provided evaluations of umbrella species schemes. These show that single-species umbrellas cannot ensure the conservation of all co-occurring species because some species are inevitably limited by ecological factors that are not relevant to the umbrella species. Moreover, they provide evidence that umbrella species from a given higher taxon may not necessarily confer protection to assemblages from other taxa. On the other hand, multi-species strategies based on systematic selection procedures (e.g., the focal species approach) offer more compelling evidence of the usefulness of the concept. Evaluations of umbrella species schemes could be improved by including measures of population viability and data from many years, as well as by comparing the efficiency of the proposed scheme with alternative management strategies.

Resumen: Ante la escasez de financiamiento, de conocimiento y tiempo para actuar, los esfuerzos de conservación a menudo confían en métodos rápidos para el mantenimiento de la biodiversidad. El concepto de especie paraguas - propuesto como una manera de utilizar los requerimientos de las especies como base para la planeación de conservación – ha recibido mayor atención recientemente. Revisamos la literatura para evaluar la utilidad general del concepto. Una especie paraguas se define como una especie cuya conservación conferiría protección a un gran número de especies que coexisten naturalmente. Este concepto se ha propuesto como una herramienta para determinar el tamaño mínimo de áreas de conservación, seleccionar sitios a incluir en redes de reservas y para fijar las normas mínimas para la composición, estructura y procesos de los ecosistemas. La mayoría de las especies que se sugieren como paraguas potenciales son mamíferos y aves mayores, pero se están considerando a los invertebrados cada vez más. Dieciocho artículos científicos, la mayoría basados en reservas o redes de conservación hipotéticas, han proporcionado evaluaciones de proyectos con especies paraguas. Estos muestran que una sola especie paraguas no puede asegurar la conservación de todas las especies coexistentes porque algunas especies inevitablemente están limitadas por factores ecológicos que no son relevantes para la especie paraguas. Más aun, proporcionan pruebas de que especies paraguas de un taxón alto determinado necesariamente no confiere protección a los conjuntos de otros taxones. Por otro lado, estrategias multiespecíficas basadas en procedimientos de selección sistemáticos (por ejemplo, el método de la especie focal) ofrecen evidencia más convincente de la utilidad del concepto. Se debe mejorar la evaluación de los proyectos de especies paraguas incluyendo medidas de viabilidad poblacional, datos de muchos años, así como comparando la eficiencia del proyecto propuesto con estrategias de manejo alternativas.