SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • model systems;
  • representative species;
  • surrogates
  • sustitutos;
  • especies representativas;
  • sistemas modelo

Abstract: In conservation biology, researchers often want to study the reasons why an endangered population is faring poorly but are unable to study it directly for logistical or political reasons. Instead they study a species that substitutes for the one of concern in the hope that it will cast light on the conservation problem. Here we outline the assumptions underlying this approach. Substitutes can be different populations or species and may be chosen because they are similar biologically to the target or representatives of a constellation of species of which the target is one. They also may be used to develop a predictive model to which the conservation target can be related. For substitutes to be appropriate, they should share the same key ecological or behavioral traits that make the target sensitive to environmental disturbance and the relationship between population vital rates and level of disturbance should match that of the target. These conditions are unlikely to pertain in most circumstances and the use of substitute species to predict endangered populations' responses to disturbance is questionable.

Resumen: En biología de la conservación, los investigadores a menudo quieren estudiar las razones por las que una población en peligro está en declinación pero no lo pueden hacer directamente por razones logísticas o políticas. En lugar de eso, estudian a una especie que la sustituye con la esperanza de que proporcione luz sobre el problema de conservación. Aquí delineamos los supuestos subyacentes en este método. Los sustitutos pueden ser poblaciones o especies diferentes y pueden ser seleccionados porque son biológicamente similares a la especie blanco o representan a una constelación de especies de la que forma parte la especie blanco. También pueden ser utilizados para desarrollar un modelo predictivo con el cual puede ser relacionado el blanco de conservación. Para que los sustitutos sean adecuados deben compartir las mismas características ecológicas o conductuales que hacen que la especie blanco sea sensible a la perturbación ambiental y la relación entre tasas poblacionales vitales y el nivel de perturbación deben ser correspondientes. Es probable que estas condiciones no prevalezcan en la mayoría de las circunstancias y por lo tanto el uso de especies sustitutas para predecir las respuestas de poblaciones en peligro a la perturbación es cuestionable.