SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • Acinonyx jubatus;
  • capacity development;
  • conservation management;
  • long-term conservation studies;
  • Serengeti Cheetah Project;
  • Tanzania
  • acinonyx jubatus;
  • desarrollo de capacidad;
  • estudios de conservación de largo plazo;
  • gestión de la conservación;
  • Proyecto Guepardo del Serengeti

Abstract: Although detailed, long-term scientific studies provide potentially crucial information for conservation, they are rare. Moreover, there is often a disjunction between scientists and managers that can affect whether scientific results are applied to help solve conservation problems. Long-term studies can promote increased communication between scientists and managers and hence offer an opportunity for constructive engagement between the two groups. We examined direct and indirect impacts of a 30-year study, the Serengeti Cheetah Project (SCP). Much of what is currently known about wild cheetahs comes from the SCP. In particular, the SCP has demonstrated that cheetahs have a combination of semisociality and ranging patterns that is unique among mammals. This system arises because cheetahs need to be mobile to avoid predators and competitors, yet maintain access to prey; this results in densities much lower than for other large carnivores and a requirement for large areas of heterogenous and connected habitat. The SCP started as a research project, but expanded into a national program, developing capacity for carnivore conservation within Tanzania. Long-term studies such as the SCP are uniquely placed to establish effective working relationships between scientists and managers, engage local and national institutions, and strengthen national capacity for biodiversity conservation. This process is best realized through the establishment of frameworks for conservation that seek to align scientific research with management needs. Long-term studies also play an important role in identifying international priorities for conservation. Nonetheless, the integration of science and management in conservation is a two-way process that requires concerted efforts by both sides to improve and maintain dialogue. Ultimately, conservation depends on people, and maintaining a commitment to a particular area over many years—such as through implementation of a long-term research project—helps establish mutual trust and respect, particularly when combined with development of local and national capacity for scientific research and conservation management.

Resumen: Aunque los estudios científicos detallados, de largo plazo, proporcionan información para la conservación, son raros. Más aun, a menudo hay una desvinculación entre científicos y gestores que puede influir en la aplicación de resultados científicos en la solución de problemas de conservación. Los estudios de largo plazo pueden promover una mayor comunicación entre científicos y gestores y por lo tanto ofrecer una oportunidad para una relación constructiva entre los dos grupos. Examinamos impactos directos e indirectos de un estudio de 30 ańos, el Proyecto Guepardo del Serengeti (PGS). Mucho de lo que se conoce actualmente de los guepardos silvestres proviene del PGS. En particular, el PGS ha demostrado que los guepardos tienen una combinación de semisociabilidad y patrones de distribución que es única entre los mamíferos. Este sistema surge porque los guepardos necesitan movilidad para evitar a depredadores y competidores, y mantener acceso a presas; esto resulta en densidades mucho más bajas que otros carnívoros y en un requerimiento de áreas extensas de hábitat heterogéneo y conectado. El PGS comenzó como un proyecto de investigación, pero se expandió a un programa nacional, desarrollando la capacidad para la conservación de carnívoros en Tanzania. Los estudios de largo plazo como el PGS tienen la posibilidad de establecer relaciones de trabajo efectivas entre científicos y gestores, involucrar a instituciones locales y nacionales y reforzar la capacidad nacional para la conservación de la biodiversidad. Este proceso se realiza mejor por medio del establecimiento de marcos de para la conservación que busquen alinear la investigación científica con las necesidades de gestión. Los estudios de largo plazo también juegan un papel importante en la identificación de prioridades internacionales de conservación. Sin embargo, la integración de la ciencia y la gestión a la conservación es un proceso de dos vías que requiere esfuerzos concertados por ambas partes para mejorar y mantener el diálogo. En última instancia, la conservación depende de personas, y el mantenimiento de un compromiso en un área determinada por muchos ańosomo la implementación de un proyecto de investigación a largo plazoyuda al establecimiento de una confianza y respeto mutuos, particularmente cuando se combina con el desarrollo de una capacidad local y nacional para la investigación científica y la gestión de la conservación.