SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • conservation planning;
  • conservation priorities;
  • cost–benefit analysis;
  • probability of success;
  • species management;
  • species values;
  • threat status
  • análisis de costo-beneficio;
  • estatus de amenaza;
  • manejo de especies;
  • planificación de la conservación;
  • prioridades de conservación;
  • probabilidad de éxito;
  • valores de las especies

Abstract: Conservation funds are grossly inadequate to address the plight of threatened species. Government and conservation organizations faced with the task of conserving threatened species desperately need simple strategies for allocating limited resources. The academic literature dedicated to systematic priority setting usually recommends ranking species on several criteria, including level of endangerment and metrics of species value such as evolutionary distinctiveness, ecological importance, and social significance. These approaches ignore 2 crucial factors: the cost of management and the likelihood that the management will succeed. These oversights will result in misallocation of scarce conservation resources and possibly unnecessary losses. We devised a project prioritization protocol (PPP) to optimize resource allocation among New Zealand's threatened-species projects, where costs, benefits (including species values), and the likelihood of management success were considered simultaneously. We compared the number of species managed and the expected benefits gained with 5 prioritization criteria: PPP with weightings based on species value; PPP with species weighted equally; management costs; species value; and threat status. We found that the rational use of cost and success information substantially increased the number of species managed, and prioritizing management projects according to species value or threat status in isolation was inefficient and resulted in fewer species managed. In addition, we found a clear trade-off between funding management of a greater number of the most cost-efficient and least risky projects and funding fewer projects to manage the species of higher value. Specifically, 11 of 32 species projects could be funded if projects were weighted by species value compared with 16 projects if projects were not weighted. This highlights the value of a transparent decision-making process, which enables a careful consideration of trade-offs. The use of PPP can substantially improve conservation outcomes for threatened species by increasing efficiency and ensuring transparency of management decisions.

Resumen: Los fondos para la conservación son insuficientes para atender la difícil situación de las especies amenazadas. Las organizaciones gubernamentales y de conservación encargadas de la tarea de conservar especies amenazadas desesperadamente requieren de estrategias simples para la asignación de recursos limitados. La literatura académica dedicada a la definición sistemática de prioridades generalmente recomienda clasificar a las especies considerando varios criterios, incluyendo el nivel de peligro y medidas del valor de las especies como la unicidad evolutiva, la importancia ecológica y el significado social. Estos métodos ignoran dos factores cruciales: el costo del manejo y la probabilidad de que el manejo sea exitoso. Estas omisiones resultarán en la asignación errónea de recursos de conservación escasos y, posiblemente, en pérdidas innecesarias. Diseñamos un protocolo de priorización de proyectos (PPP) para optimizar la asignación de recursos entre los proyectos sobre especies amenazadas de Nueva Zelanda, en el que se consideraron simultáneamente los costos, los beneficios (incluyendo valor de las especies) y la probabilidad de éxito del manejo. Comparamos el número de especies manejadas y los beneficios esperados obtenidos con cinco criterios de priorización: PPP con ponderaciones basadas en el valor de las especies; PPP con ponderaciones equitativas de especies; costos de manejo; valor de las especies y estatus de amenaza. Encontramos que el uso racional de la información de costo y éxito incrementó sustancialmente el número de especies manejadas, y la priorización de proyectos de manejo de acuerdo con el valor de las especies o el estatus de amenaza fue insuficiente y resultó en menos especies manejadas. Adicionalmente, encontramos una clara desventaja entre el financiamiento de la mayoría de los proyectos más rentables y menos riesgosos y el financiamiento de menos proyectos para manejar las especies de mayor valor. Específicamente, 11 de 32 proyectos pudieran ser financiados si los proyectos fueran ponderados por el valor de las especies en comparación de 16 proyectos si no hubiera ponderación. Esto resalta el valor de un proceso transparente de toma de decisiones, que permite una consideración cuidadosa de los pros y contras. El uso de PPP puede mejorar sustancialmente los resultados de la conservación de especies amenazadas al incrementar la eficiencia y asegurar la transparencia de las decisiones de manejo.