SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • coral reef;
  • cost-benefit analyses;
  • economic incentives;
  • Indian Ocean;
  • Kenya;
  • marine protected areas;
  • spillover;
  • valuation of closures
  • análisis de costo-beneficio;
  • áreas marinas protegidas;
  • arrecifes de coral;
  • excedentes;
  • incentivos económicos;
  • Kenia;
  • Océano Índico;
  • valoración de cierres

Abstract: The adoption of fisheries closures and gear restrictions in the conservation of coral reefs may be limited by poor understanding of the economic profitability of competing economic uses of marine resources. Over the past 12 years, I evaluated the effects of gear regulation and fisheries closures on per person and per area incomes from fishing in coral reefs of Kenya. In two of my study areas, the use of small-meshed beach seines was stopped after 6 years; one of these areas was next to a fishery closure. In my third study area, fishing was unregulated. Fishing yields on per capita daily wet weight basis were 20% higher after seine-net fishing was stopped. The per person daily fishing income adjacent to the closed areas was 14 and 22% higher than the fishing income at areas with only gear restrictions before and after the seine-net restriction, respectively. Incomes differed because larger fish were captured next to the closed area and the price per weight (kilograms) increased as fish size increased and because catches adjacent to the closure contained fish species of higher market value. Per capita incomes were 41 and 135% higher for those who fished in gear-restricted areas and near-closed areas, respectively, compared with those who fished areas with no restrictions. On a per unit area basis (square kilometers), differences in fishing income among the three areas were not large because fishing effort increased as the number of restrictions decreased. Changes in catch were, however, larger and often in the opposite direction expected from changes in effort alone. For example, effort declined 21% but nominal profits per square kilometer (not accounting for inflation) increased 29% near the area with gear restrictions. Gear restrictions also reduced the cost of fishing and increased the proportion of self-employed fishers.

Resumen: La adopción de cierres de pesquerías y restricciones de equipo en la conservación de arrecifes de coral puede estar limitada por el poco entendimiento de la rentabilidad económica del uso económico de recursos marinos competidores. A lo largo de 12 años, evalué los efectos de la regulación de equipo y el cierre de pesquerías sobre los ingresos por pesca por persona y por área en arrecifes de coral en Kenia. En 2 de mis áreas de estudio, el uso de chinchorros playeros de malla pequeña fue suspendido después de 6 años; una de esas áreas estaba a un lado de un cierre de pesquería. En mi tercera área de estudio, la pesca no estaba regulada. Las producciones de pesca de peso húmedo per cápita diaria fueron 20% más altas después de que se detuvo la pesca con chinchorro. El ingreso diario por persona en sitios adyacentes a las áreas cerradas fue 14% y 22% más alto que el ingreso por pesca en áreas sólo con restricciones de área antes y después de la restricción de chinchorros, respectivamente. Los ingresos difirieron porque se capturaban peces más grandes cerca del área cerrada y el precio por peso (kilogramos) incrementaba a medida que incrementaba el tamaño de los peces y porque las capturas adyacentes al cierre contenían especies de peces de mayor valor de mercado. Los ingresos per cápita fueron 41% y 135% mayores para quienes pescaron en áreas con restricción de equipo y cerca de áreas cerradas a la pesca, respectivamente, en comparación con quienes pescaron en áreas sin restricciones. Considerando una base por unidad de área (kilómetros cuadrados), las diferencias en el ingreso por pesca entre las 3 áreas no fueron grandes porque el esfuerzo de pesca incrementó a medida que decrecieron las restricciones. Sin embargo, los cambios en la captura fueron mayores y a menudo en la dirección opuesta a la esperada solo por los cambios en el esfuerzo. Por ejemplo, el esfuerzo declinó 21% pero las ganancias nominales por kilómetro cuadrado (sin considerar la inflación) incrementaron 29% cerca del área con restricciones de equipo. Las restricciones de equipo también redujeron el costo de la pesca e incrementaron la proporción de pescadores auto-empleados.