SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • benchmarking;
  • conservation effectiveness;
  • conservation planning;
  • EFQM;
  • evaluation;
  • excellence;
  • leadership;
  • management
  • efectividad de la conservación;
  • EFQM;
  • evaluación;
  • excelencia;
  • manejo;
  • planificación de la conservación;
  • referencia

Abstract: The current shortfall in effectiveness within conservation biology is illustrated by increasing interest in “evidence-based conservation,” whose proponents have identified the need to benchmark conservation initiatives against actions that lead to proven positive effects. The effectiveness of conservation policies, approaches, and evaluation is under increasing scrutiny, and in these areas models of excellence used in business could prove valuable. Typically, conservation programs require years of effort and involve rigorous long-term implementation processes. Successful balance of long-term efforts alongside the achievement of short-term goals is often compromised by management or budgetary constraints, a situation also common in commercial businesses. “Business excellence” is an approach many companies have used over the past 20 years to ensure continued success. Various business excellence evaluations have been promoted that include concepts that could be adapted and applied in conservation programs. We describe a conservation excellence model that shows how scientific processes and results can be aligned with financial and organizational measures of success. We applied the model to two well-documented species conservation programs. In the first, the Po’ouli program, several aspects of improvement were identified, such as more authority for decision making in the field and better integration of habitat management and population recovery processes. The second example, the black-footed ferret program, could have benefited from leadership effort to reduce bureaucracy and to encourage use of best-practice species recovery approaches. The conservation excellence model enables greater clarity in goal setting, more-effective identification of job roles within programs, better links between technical approaches and measures of biological success, and more-effective use of resources. The model could improve evaluation of a conservation program's effectiveness and may be used to compare different programs, for example during reviews of project performance by sponsoring organizations.

Resumen: El actual déficit de efectividad en la biología de la conservación está ilustrado por el creciente interés en la “conservación basada en evidencia,” cuyos proponentes han identificado la necesidad de comparar las iniciativas de conservación con acciones que llevan a efectos positivos comprobados. La efectividad de las políticas, métodos y evaluación de la conservación está bajo escrutinio creciente, y los modelos de excelencia utilizados por empresas pueden ser valiosos en estas áreas. Típicamente, los programas de conservación requieren años de esfuerzo e involucran procesos de implementación rigorosos. El balance exitoso de los esfuerzos de largo plazo junto con el cumplimiento de metas de corto plazo a menudo es afectado por restricciones administrativas o presupuestarias, una situación también común en las empresas comerciales. La “excelencia empresarial” es un método que muchas compañías han utilizado durante los últimos 20 años para asegurar éxitos continuos. Se han promovido varias evaluaciones de excelencia empresarial que incluyen conceptos que podrían ser adaptados y aplicados a los programas de conservación. Describimos un modelo de excelencia de conservación que muestra cómo se pueden alinear los procesos y resultados científicos con medidas de éxito financiero y organizacional. Aplicamos el modelo a dos programas de conservación de especies bien documentados. En el primero, el programa Po’ouli, se identificaron varios aspectos de mejoramiento, tales como mayor autoridad para la toma de decisiones en el campo y una mejor integración de los procesos de manejo de hábitat y recuperación de las poblaciones. El segundo ejemplo, el programa de Mustela nigripes, pudo haberse beneficiado del esfuerzo de liderazgo para reducir la burocracia y alentar el uso de métodos de recuperación más eficientes. El modelo de excelencia de conservación permite una mayor claridad en la definición de metas, una mejor efectividad en la identificación de las funciones dentro de los programas, mejores relaciones entres métodos técnicos y las medidas de éxito biológico y un uso más efectivo de los recursos. El modelo podría mejorar la evaluación de la efectividad de un programa de conservación y puede ser utilizado para comparar diferentes programas, por ejemplo durante las revisiones del funcionamiento de un proyecto por parte de las organizaciones financiadoras.