SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • biodiversity;
  • forests;
  • habitat loss;
  • landbirds;
  • landscape conservation;
  • multispecies assessment;
  • occupancy modeling;
  • Vermont
  • aves;
  • biodiversidad;
  • bosques;
  • conservación del paisaje;
  • evaluación de múltiples especies;
  • modelo de ocupación;
  • pérdida de hábitat;
  • Vermont

Abstract: Rapidly changing landscapes have spurred the need for quantitative methods for conservation assessment and planning that encompass large spatial extents. We devised and tested a multispecies framework for conservation planning to complement single-species assessments and ecosystem-level approaches. Our framework consisted of 4 elements: sampling to effectively estimate population parameters, measuring how human activity affects landscapes at multiple scales, analyzing the relation between landscape characteristics and individual species occurrences, and evaluating and comparing the responses of multiple species to landscape modification. We applied the approach to a community of terrestrial birds across 25,000 km2 with a range of intensities of human development. Human modification of land cover, road density, and other elements of the landscape, measured at multiple spatial extents, had large effects on occupancy of the 67 species studied. Forest composition within 1 km of points had a strong effect on occupancy of many species and a range of negative, intermediate, and positive associations. Road density within 1 km of points, percent evergreen forest within 300 m, and distance from patch edge were also strongly associated with occupancy for many species. We used the occupancy results to group species into 11 guilds that shared patterns of association with landscape characteristics. Our multispecies approach to conservation planning allowed us to quantify the trade-offs of different scenarios of land-cover change in terms of species occupancy.

Resumen: Los paisajes con cambios rápidos han generado la necesidad de métodos cuantitativos para la evaluación y planificación de la conservación de grandes extensiones espaciales. Diseñamos y probamos un marco de referencia con especies múltiples para planificar la conservación para complementar las evaluaciones de especies individuales y enfoques a nivel de ecosistema. Nuestro marco consistió de 4 elementos: muestreo para estimar parámetros poblacionales efectivamente, medición del efecto de actividades humanas en el paisaje a escalas múltiples, análisis de la relación entre características del paisaje y la presencia de especies individuales y evaluación y comparación de las respuestas de especies múltiples a la modificación del paisaje. Aplicamos el método a una comunidad de aves terrestres en 25,000 km2 con un rango de intensidades de desarrollo humano. La modificación humana de la cobertura de suelo, la densidad de caminos y otros elementos del paisaje, medidos en escalas espaciales múltiples, tuvieron gran efecto sobre la ocupación de las 67 especies estudiadas. La composición del bosque a 1 km de los puntos tuvo un fuerte efecto sobre la ocupación de muchas especies y un rango de asociaciones negativas, intermedias y positivas. La densidad de caminos a 1 km de los puntos, el porcentaje de bosques siempre verdes a 300 m, y la distancia al borde del parche también se asociaron estrechamente con la ocupación de muchas especies. Utilizamos los resultados de ocupación para agrupar a las especies en 11 gremios que compartieron patrones de asociación con las características del paisaje. Nuestro método con especies múltiples para planificar la conservación nos permitió cuantificar los pros y contras de escenarios diferentes de cambio de cobertura de suelo en términos de la ocupación de especies.