SEARCH

SEARCH BY CITATION

While many studies have examined the intersection of race and class with residential segregation and residential preferences, little is known about the role played by household composition in shaping residential patterns. This article focuses on the residential patterns of a particular kind of household: those consisting of persons single and living alone (SALA). We compare the residential segregation of black SALA households—an important subset of nonfamily households and a rapidly growing segment of the population—from white SALA households and from both white and black married-couple households. We examine how group and metropolitan characteristics influence segregation levels for these household types. Using data from the 2000 census, we find that black SALA households are less segregated from white SALA households than from white married-couple households. Multivariate analyses show that smaller income differences across SALA households account for these segregation patterns, indicating the importance of economic resources in influencing residential patterns. Nevertheless, race continues to play an important role, as black SALA household segregation from both kinds of white households is high in absolute terms and in relation to their segregation from black married-couple households.

La segregación racial con respecto al lugar de residencia de personas adultas y solteras de raza negra viviendo solas (Kris Marsh y John Iceland)

Resumen

Aunque en muchos estudios se ha abordado la intersección de las variables de raza y clase con las de segregación y las preferencias con respecto al lugar de residencia, todavía sabemos muy poco sobre el rol jugado por la composición del hogar en la definición de los patrones de distribución residencial. El artículo examina estos patrones con respecto a un tipo específico de hogares: aquéllos compuestos por personas solteras que viven solas (SALA por sus siglas en inglés). Realizamos un análisis comparativo de los patrones de segregación residencial de los hogares SALA con personas de raza negra –los cuales representan un subgrupo importante de los hogares no constituidos por familias y son un segmento de rápido crecimiento de la población en general- con hogares SALA con personas de raza blanca y hogares de parejas casadas tanto de raza blanca como de raza negra. En el análisis abordamos cómo las características grupales y de la zona metropolitana influencian los niveles de segregación de estos tipos de hogares. Usando datos del censo del 2000, encontramos que los hogares SALA con personas de raza negra están menos segregados de los hogares SALA con personas de raza blanca que de los hogares de parejas casadas de raza blanca. Nuestros análisis multivariados muestran que estos patrones de segregación están basados en menores diferencias en el nivel de ingresos lo cual subraya la importancia de los recursos económicos en la definición de los patrones de distribución residencial. Sin embargo, la variable racial continúa siendo importante ya que la segregación de los hogares SALA con personas de raza negra de ambos tipos de hogares con personas de raza blanca es alta en términos absolutos y en comparación con su nivel de segregación de los hogares de parejas casadas de raza negra.