SEARCH

SEARCH BY CITATION

Why—and under what conditions—is residential integration positively associated with interethnic friendships between adults in large, diverse metropolitan areas? Both macrostructural and contact theories predict such an association. Yet integrated neighborhoods sometimes resemble “worlds of strangers” (Lofland, 1973), in which much interaction involves fleeting contacts that may increase the salience of stereotypes. Some prior research suggests that a positive association between integration and interethnic friendship may obtain even under such less than ideal circumstances. By analyzing how the association between integration and friendship varies among Anglos, Blacks, and Latinos, this article offers a more nuanced perspective informed by group position theory. Net of selection bias and more intensive forms of intergroup contact, living in an integrated area is only positively associated with having interethnic friendships when integration provides exposure to groups that occupy privileged positions in the larger society's racial–ethnic hierarchy relative to a resident's own group.

¿Uno al lado del otro pero en mundos aparte? La integración residencial y las amistades inter-étnicas en Houston (Marcus L. Britton)

Resumen

¿Por qué y bajo qué condiciones podemos encontrar una asociación positiva entre la integración residencial y las relaciones de amistad entre personas adultas en zonas metropolitanas grandes y diversas? Tanto las teorías macro-estructurales como la teoría del contacto vaticinan la existencia de dicha asociación positiva. Sin embargo, a veces los barrios racialmente integrados parecen “mundos de extraños” (Lofland, 1973) en los cuales gran parte de la interacción entre vecinos no pasa de contactos casuales que pueden reforzar los estereotipos existentes. Algunos estudios previos sugieren que puede existir una asociación positiva entre integración racial y étnica y las amistades inter-étnicas aunque las circunstancias no sean las más ideales. A partir de un análisis de cómo la asociación entre los niveles de integración y de amistad varía entre los grupos anglosajones, afro-americanos e hispanos, este artículo ofrece una perspectiva más detallada a partir de la teoría de la posición social de los grupos. Cuando se excluyen factores como el sesgo de selección y las formas más intensivas de contacto intergrupal, vivir en una zona integrada sólo está positivamente asociado con tener amistades inter-étnicas cuando dicha integración provee formas de contacto con los grupos que ocupan posiciones de privilegio en la jerarquía étnico-racial de la sociedad en general con respecto a la posición del grupo al que pertenece el o la residente.