SEARCH

SEARCH BY CITATION

This article examines the “military metropolis,” an urban community that depends highly on military expenditures in order to sustain economic vitality. We build on past theories of military Keynesianism and employ insights from urban political economy theory to examine the effects of defense contracts and defense personnel spending on five measures of labor market quality (median household income, income inequality, poverty 125 percent, unemployment, and casualization) in 276 U.S. metropolitan statistical areas in the year 2000. Whereas previous studies of military spending have focused primarily on nations and U.S. states, this study examines metropolitan areas. We test three hypotheses about how federal military outlays might influence urban economies: first, the defense-dependency hypothesis suggests that urban areas rely on defense dollars in varying degrees to sustain their economic stability and vitality. Second, the localized effects hypothesis proposes that defense personnel spending on military bases and civilian personnel will have more immediate effects on urban economies than spending on defense procurement contracts. Third, the gunbelt hypothesis predicts that military spending has affected urban economies unevenly, benefiting metropolitan areas in some regions of the country more than others. The results of this study support all three hypotheses. We offer interpretations of our results and discuss the policy implications for U.S. metropolitan areas.

La metrópolis militar: Dependencia de los gastos de defensa en áreas metropolitanas de los Estados Unidos (Gordon Gauchat, Michael Wallace, Casey Borch, y Travis Scott Lowe)

Resumen

Este artículo analiza la “metrópolis militar”, un tipo de comunidad urbana altamente dependiente de los gastos del sector defensa para sostener su vitalidad económica. Para ello, hacemos uso de teorías previas sobre el keynesianismo militar así como ideas provenientes de la teoría sobre la economía política urbana con el fin de estudiar los efectos de los contratos con el sector defensa y los gastos en recursos humanos realizados por dicho sector en cinco indicadores de la calidad del mercado de trabajo (la media de ingresos por hogar, la desigualdad en la distribución del ingreso, los hogares que están un 125% por encima de la línea de pobreza, el desempleo y la precarización del trabajo) en 276 áreas estadísticas metropolitanas de los Estados Unidos en el año 2000. A diferencia de estudios anteriores sobre el tema en los que se han abordado naciones completas o estados de los EEUU, este estudio se concentra en las áreas metropolitanas. Ponemos a prueba tres hipótesis sobre la forma en que los gastos militares federales influencian la economía urbana. En primer lugar, la hipótesis de la dependencia de los gastos de defensa sugiere que las áreas urbanas dependen en distintos grados de los fondos invertidos en el sector defensa para sostener su estabilidad y vitalidad económicas. En segundo lugar, la hipótesis de los efectos localizados plantea que los gastos realizados para pagar el personal civil y militar en las bases tienen un impacto más inmediato en la economía urbana que el realizado a través de la obtención de contratos militares. En tercer lugar, la hipótesis de la franja militar o “gunbelt” sostiene que el gasto militar afecta las áreas urbanas de manera desigual dado que beneficia más a áreas metropolitanas en partes específicas del país que a otras. Los resultados del estudio corroboran las tres hipótesis presentadas. Finalmente, presentamos nuestras interpretaciones de los resultados al igual que algunas implicaciones en términos de políticas públicas para las áreas metropolitanas de los Estados Unidos.