Parto Inducido (Induction of Labor)


El periodo normal de gestación (embarazo) dura aproximadamente 40 semanas (empezando a contar desde el primer día del último reglado menstrual). Algunas mujeres entran en labor de parto unas semanas antes de llegar a la fecha prevista, mientras otras unas semanas después. El nacimiento del bebé entre las semanas 37 y 41 se considera normal. Usualmente, cuando él bebé está listo, el trabajo de parto comienza por si solo. Sin embargo, en ocasiones cuando la criatura o la madre están enfermos, o si la madre y el proveedor han determinado que ya quieren empezar el parto (por una razón diferente que la salud de madre o bebé) y esto es seguro, se puede intentar provocar el labor de parto con el uso de medicamentos u otros métodos. Cuando se hace esto, se le llama inducción del parto

¿Cómo se induce el parto?

Hay varias maneras de inducir el parto. El método que se elige depende de la condición del cuerpo de la madre así como de las preferencias tanto del proveedor de salud como de la madre. Algunos métodos ayudan a preparar al cuerpo para el trabajo de parto y otros a provocar las contracciones.

Los métodos más comunes para inducir un parto son:

  • • Despegar las membranas: El proveedor de salud pone sus dedos dentro del cérvix (el cuello úterino) – la parte de la matriz que deja salir al bebé– y cuidadosamente separa la bolsa de agua de los lados del cérvix. Esto provoca la liberación de hormonas que suavizan el cérvix, haciendo más fácil que este se abra. En ocasiones esto produce contracciones y que comience el trabajo de parto. Este procedimiento no rompe la bolsa de agua. El desplazamiento de membranas no siempre garantiza que comience el trabajo de parto
  • • Gel de prostaglandina: El gel de prostaglandina es una substancia que causa cambios químicos en el cuello uterino que lo prepara y suaviza para el trabajo de parto. También puede provocar contracciones y labor de parto. El proveedor de salud puede aplicar este gel en el cérvix. En ocasiones el gel es todo lo que se requiere para provocar el trabajo de parto. En otras ocasiones se utiliza en combinación con uno de los otros métodos que se describen aquí. A veces el gel se utiliza para apresurar el labor de parto.
  • • Colocación de un sonda Foley: El proveedor de salud puede introducir un tubo llamado “sonda Foley” en el cuello uterino. Esta sonda tiene un pequeño globo en la punta que el proveedor puede inflar después de introducirlo en el cuello uterino. El globo pone presión contra el interior del cérvix, y suavemente lo abre. A veces esto causa que comiencen las contracciones y el trabajo de parto.
  • • Ruptura artificial de membranas (bolsa de agua): El proveedor de salud puede usar un pequeño gancho (parecido a un gancho de tejer), para romper la bolsa de agua (causar ruptura de fuente). Al hacer esto, la cabeza del bebé baja y ayuda a abrir el cérvix. Químicos en el líquido amniótico también ayudan a suavizar el cuello uterino. La ruptura artificial de membranas también puede causar contracciones y que comience el trabajo de parto. A veces se utiliza esta técnica en la etapa temprana del parto para conseguir que avance más rápidamente el parto.
  • • Oxitocina (“Pitocin”): La oxitocina es la hormona que el cuerpo fábrica que hace que el útero (matriz) se contraiga. El proveedor de salud puede administrar un medicamento que es igual que esta hormona. Este medicamentos se administra a través de un suero intravenoso (usando un catéter que se pone un una vena). Este medicamento se administra lentamente, por lo cual pueden pasar varias horas antes de que comience el trabajo de parto.

¿Cuál es la diferencia entre la inducción y la aumentación del parto?

Si el trabajo de labor no ha comenzado, la inducción ayuda a comenzarlo. Esto es una inducción de parto. A diferencia, si el trabajo de parto ya comenzó, pero es demasiado lento o si dejó de haber progreso en el trabajo de parto, el proveedor puede utilizar algunos de los mismos métodos aquí alistados para conseguir que el proceso de parto sea más rápido o que vuelva a comenzar un parto que se ha detenido. Esto se conoce como parto aumentado.

¿Hay riegos con la inducción?

Sí. La inducción hace que sea más probable que se necesite hacer una cesárea. Si se induce el parto antes de la fecha prevista es posible que el bebé no haya acabado de desarrollarse y que tenga problemas al nacer. Hay más información acerca de estos riesgos a continuación.

La Decisión Sobre Inducir ó No el Trabajo de Parto

La inducción del trabajo de parto es una buena idea si:

  • • Está usted muy enferma y su proveedor de salud ha aconsejado que necesita aliviarse.
  • • Su bebé está enfermo y su proveedor ha aconsejado que su bebé será mas saludable si nace pronto.
  • • Han pasado más de una a dos semanas de la fecha estimada de parto y todavía no ha nacido el bebé.

La inducción de trabajo de parto es una mala idea si:

  • • Tanto usted como su bebé están saludables y usted tiene menos de 39 semanas de embarazo (falta más de una semana para llegar a la fecha prevista para su parto).
  • • Su bebé viene pélvico (con la cabeza hacia arriba y no hacia abajo) o de lado.
  • • Su placenta está tapando el cuello uterino (esto se le conoce como placenta previa).
  • • Ha tenido una cesárea con la incisión de manera vertical, u otro tipo de cirugías en su útero.

Considere estos factores al momento de decidir si desea una inducción:

  • • ¿Sabe de seguro cuando debe llegar su bebé? Si no tiene menstruación regular, ó no sabe bien la fecha de su última menstruación y no tuvo un sonograma en las etapas tempranas de la gestación las estimación de su fecha para parto podría estar equivocado y una inducción podría causar que su bebé naciera antes de terminar de desarrollarse.
  • • Aproximadamente 5 de cada 100 mujeres que comienzan su trabajo de parto de manera natural tendrán un cesárea. Su riego de cesárea será mayor que esto si:
    • ○ Este es su primer bebé: Para madres primerizas, 12 de cada 100 tendrán un cesárea
    • ○ Este es su primer bebé y su trabajo de parto es inducido: Si el trabajo de parto es inducido en mujeres teniendo su primer hijo, 19 de cada 100 serán por cesárea.
    • ○ Este no es su primer bebé, pero su parto es inducido: Para mujeres que han tenido hijos antes, 10 de cada 100 tendrán una cesárea si su trabajo de labor es inducido.
    • ○ Su cérvix no esta listo: Cuando el cuerpo está listo para el trabajo de parto el cérvix se inclina hacia la apertura vaginal, se suaviza, y se empieza a abrir (dilatar). La cabeza del bebé baja. Cuando se induce el trabajo de parto antes de que el cérvix esté listo, 10 de cada 100 mujeres tendrán una cesárea.
    • ○ Esta sobre peso (obesa) o tiene más de 40 años: Algunos estudios muestran que el riesgo de una cesárea es mayor en estos casos.
  • • ¿Es su proveedor una persona paciente? Algunos estudios muestran que el riego de una mujer de tener una cesárea dependen de la paciencia de su proveedor de salud. Una inducción de parto puede tardar de 12 a 18 horas en causar que comience el trabajo de parto. Mientras más tiempo tarde la inducción, más alto es el riego de tener una cesárea.
  • • ¿Ya pasaste la fecha estimada de parto? Algunos estudios muestran que podrías disminuir los riegos de una cesárea si se induce el trabajo después de haber pasado la fecha prevista para el parto.

Es muy importante que hable con su proveedor de salud acerca de las ventajas y desventajas del proceso de inducción, y estar consiente de los riegos que puede implicar una inducción tanto para usted como para su bebé. Luego debe tomar una decisión informada.

Esta página puede ser reproducida con propósitos no comerciales por profesionales de la salud para compartir con sus clientes. Cualquier otro tipo de reproducción está sujeto a la aprobación de JMWH. La información y recomendaciones que se ofrecen en este documento son apropiadas para la mayoría de los casos, pero no sustituyen a un diagnostico medico. Para información específica acerca de su condición medica personal, JMWH sugiere que consulte a su proveedor de salud.

Ancillary