SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • brood parasitism;
  • cowbird;
  • exotic plants;
  • habitat;
  • nest;
  • urban

ABSTRACT High rates of brood parasitism are generally associated with agricultural landscapes, but recent evidence suggests that urbanization may also increase the likelihood of brood parasitism. I evaluated the extent to which brood parasitism by Brown-headed Cowbirds (Molothrus ater) was explained by differences in (1) body size of adult hosts, presumably relating to the ability to defend nest from cowbirds, (2) nest placement in substrate and relative to habitat edges, (3) habitat structure surrounding nests, (4) host density, (5) cowbird abundance, both absolute and relative to host numbers, (6) landscape composition, and (7) Julian date. From 2001 to 2006, I monitored nest fate and measured vegetation characteristics surrounding nests of Acadian Flycatcher (Empidonax virescens) breeding in mature riparian forests in central Ohio, USA. The likelihood that a nest would be parasitized was best explained by the number of understory stems surrounding the nest and, to a lesser extent, by the amount of urbanization in the surrounding 1-km-radius landscape. Parasitized nests were surrounded by 1.6 times more stems and nearly twice the amount of urbanization than nonparasitized nests. Numbers of understory stems were positively associated with increasing urbanization, primarily due to invasion of urban forests by Amur honeysuckle (Lonicera maackii). Thus, urban-associated changes in habitat characteristics around nests may be important contributors to the greater vulnerability of urban nests to brood parasitism than nests in more rural landscapes. This pattern suggests that ecological restoration, such as removing exotic shrubs, may be an effective strategy to ameliorate certain negative consequences of urbanization near wooded reserves.

SINOPSIS

Las altas tasas de parasitismo de nidos son generalmente asociados con paisajes agricolas, pero existe evidencia reciente cual sugiere que la urbanización también podría aumentar la probabilidad del parasitismo de nidos. Evalué el grado de parasitismo de nidos por parte de Molothrus ater que podría ser explicado por diferencias en (1) el tamaño corporal de los adultos hospederos, presumiblemente relacionado a la habilidad de defender el nido de los Molothrus, (2) la posición del nido y su ubicación en relación a franjas de hábitat, (3) la estructura del hábitat alrededor de los nidos, (4) la densidad de los hospederos, (5) tanto la abundancia absoluta y relativa de los Molothrus en relación al número del los hospederos, (6) la composición del paisaje, y (7) la fecha juliana. Desde 2001 hasta 2006, monitoreé el resultado de los nidos y tome medidas de las características de la vegetación alrededor de los nidos de Empidonax virescens, cuales anidaban en bosques primarios ripiaros en el centro de Ohio, USA. La mejor explicación para la probabilidad de parasitismo de un nido fue el número de tallos de planta en el sotobosque y, en un grado menor, la cantidad de urbanización alrededor del nido, en un radio de 1 km. Los nidos parasitados tuvieron 1.6 veces más tallos de plantas a sus alrededores y casi dos veces más la cantidad de urbanización que los nidos libres del parasitismo. Los números de tallos de plantas en el sotobosque fueron positivamente asociados con el incremento de urbanización, principalmente por la invasión de bosques urbanos compuestos por Lonicera maackii. Entonces, los cambios asociados con la urbanización en las características del hábitat alrededor de los nidos podrían contribuir de manera importante a la mayor vulnerabilidad al parasitismo de nidos en áreas urbanas en relación a nidos en áreas más rurales. Este patrón sugiere que la restauración ecológica, como el removimiento de arbustos exóticos, podría ser una estrategia efectiva para disminuir algunas consecuencias negativas de la urbanización cerca de reservas con bosque.