SEARCH

SEARCH BY CITATION

Keywords:

  • biodiversity;
  • capacity building;
  • endemic birds;
  • Greater Antilles;
  • Neotropical migrants;
  • West Indies

ABSTRACT The islands of the Caribbean contain habitat of critical importance to a large number of endemic and resident birds, as well as many overwintering Neotropical migrants, and they rank as a globally outstanding conservation priority ecoregion and biodiversity hotspot. Considerable research from the region has focused on the ecology of permanent resident species, and these studies have had particular significance for threatened species management, especially parrot biology and conservation, but also for tropical community ecology in general. Work by ornithologists in the Caribbean has been instrumental in improving our understanding of the ecology of overwintering Neotropical migrants and in developing long-term monitoring programs. Although Caribbean-based studies of birds have resulted in significant contributions in many important areas of ecological research, there is a great need for additional research. Especially needed are studies with application to the management of resident species, and studies of how bird populations may be affected by pathogens, parasites, plants, and other types of biotic interactions. Studies focusing on how bird species and populations are affected by global climate change, and cumulative, landscape-level changes in land use are also needed. Along with additional research, scientists have an important role to play in building capacity to prepare the next generation of biologists in the region who will need to address mounting challenges related to biodiversity protection. As with many conservation efforts, funding is a critical need for almost all organizations and agencies involved in research, conservation action, and capacity building in the West Indies.

RESUMEN

Las islas del Caribe contienen hábitat de importancia crítica para un gran número de aves endémicas y residentes, así como muchos migrantes Neotropicales durante el invierno, y figuran como una ecorregión prioritaria para la conservación y de importancia para la biodiversidad a nivel mundial. Muchas investigaciones en la región se han concentrado en la ecología de las especies residentes permanentes, y estos estudios han tenido un significado particular para la gestión de especies amenazadas, especialmente en cuanto a la biología y conservación de loros, pero también para la ecología de comunidades tropicales en general. El trabajo de ornitólogos en el Caribe ha sido instrumental en mejorar nuestro conocimiento de la ecología de las aves migratorias Neotropicales durante el invierno y en el desarrollo de programas de monitoreo a largo plazo. Aunque los estudios de aves basadas en el Caribe han hecho contribuciones significativas en muchas áreas importantes de investigación ecológica, hay una gran necesidad de investigación adicional. Se necesitan en especial estudios con aplicación a la gestión de las especies residentes, e investigaciones de cómo las poblaciones de aves pueden ser afectadas por las interacciones con patógenos, parásitos, plantas, y otros tipos de interacciones bióticas. Estudios enfocados en cómo las especies y poblaciones de aves son afectadas por el cambio climático global y por cambios cumulativos a nivel del paisaje en el uso de la tierra también son necesarios. Además de realizar mas investigaciones, los científicos tienen un papel importante que desempeñar en capacitar la próxima generación de biólogos de la región, en prepararlos para enfrentar los crecientes desafíos relacionados con la protección de la biodiversidad. Al igual que muchos esfuerzos de conservación, el financiamiento es una necesidad crítica para casi todas las organizaciones y agencias involucradas en la investigación, acción conservacionista y capacitación en las Indias Occidentales.